Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ex aliados ecologistas de IC-Verds crean un nuevo partido

Un nuevo partido ecologista anunció ayer que se presentará a las próximas elecciones autonómicas, con el nombre de Els Verds-Alternativa Verda en una candidatura que uno de sus promotores, Santi Vilanova, se declaró dispuesto a encabezar. Salvo el propio Vilanova, que ha mantenido siempre posiciones nacionalistas, los demás integrantes de este grupo han formado parte hasta las pasadas elecciones municipales de Iniciativa-Verds, algunos como independientes. El nuevo partido fue presentado por Pep Puig, que en la anterior legislatura fue concejal de sostenibilidad en el Ayuntamiento de Barcelona por IC-V; Pere Blasco, que encabezó la lista de esta misma formación en Lleida en las anteriores elecciones autonómicas; Sergi Cuéllar y Àngel Casals, además del citado Vilanova. En la provincia de Tarragona cuentan con Carme Conejos y en la de Girona con Miquel Macías, de Olot. Vilanova se mostró ilusionado con la posibilidad de alcanzar uno o dos diputados en la provincia de Barcelona, y que éstos tengan la opción de ejercer como bisagra en la formación de la mayoría de gobierno en el futuro parlamento catalán. En ese caso aseguró que el candidato socialista Pasqual Maragall no tendrá su apoyo si no se compromete a cerrar las centrales nucleares de Ascó y Vandellòs y a promover la correspondiente reforma de la Constitución y el Estatuto de Autonomía para que esa decisión dependa del Parlamento catalán. Maragall y Endesa Tanto él como Pep Puig destacaron que la actuación de Maragall como alcalde no despuntó por su conciencia ecologista. Además, Vilanova dijo que el ex alcalde es prisionero de los sustanciosos apoyos económicos que grandes empresas como Endesa, a la que acusó de ser "responsable de ecocidios" en América Latina, han comprometido para el proyecto Barcelona 2004. Maragall "no ha dicho nada sobre las centrales nucleares, ni las nuevas líneas de alta tensión, ni el trasvase de aguas del Ródano", destacó Vilanova, "y está secuestrado por Endesa, que ha prometido aportar 2.000 millones de pesetas al proyecto Barcelona 2004". El nuevo partido celebrará su asamblea constituyente el 14 de septiembre en Viladrau. Los promotores esperan contar con la adhesión de personas como Assumpta Codinachs, de Unió de Pagesos y Núria Cadenas, ex dirigente de la organización independentista Maulets. Éste será el cuarto partido al que pertenecen Puig y el grupo que, como él, perdió el control de Els Verds-Confederació Ecologista de Catalunya, en su último congreso. Crearon luego Els Verds-Opció Verda y mantuvieron su presencia en Iniciativa-Verds. "Se ha acabado esta broma de estar en las instituciones con un concejal aquí y otro allá", dijo Vilanova. Ahora su objetivo es consolidar un partido ecologista "autonómo, catalán y distinto de los partidos tradicionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999