Científicos de EE UU estudian el yacimiento de Foradada de Xàbia

Dos profesores de la Universidad de Texas en Arlington (EE UU) han extraído estos días muestras de sedimento de la Cova Foradada, yacimiento arqueológico con una antigüedad superior a los 30.000 años y situado en el Cabo de Sant Antoni, en Xàbia. Estas muestras, junto a otras que han conseguido en algunos de los yacimientos paleolíticos más importantes de Europa, las utilizarán para realizar un estudio de paleoclima, en el que se detallará la evolución de la temperatura y la humedad en los últimos 100.000 años. El objetivo de la investigación está en determinar las condiciones climáticas en las que vivieron los homo sapiens que ocuparon la cueva y que fueron los primeros que se establecieron en la Marina Alta. El yacimiento de Foradada continúa sometido a excavaciones, que dirige el arqueólogo Josep Casabó y que se desarrollan en dos niveles estraligráficos. El primero tiene una antigüedad superior a los 30.000 años y en él la cueva registró una ocupación muy esporádica; el segundo revela una datación más reciente, que se sitúa en torno a los 27.000 y 28.000 años de antigüedad, y en él los restos de homo sapiens son más numerosos. Las excavaciones en Foradada también han servido para reconstruir la geografía de la Marina Alta hace 30.000 años. El mar se encontraba mucho más retirado y la cueva, que estaba encaramada sobre un desfiladero, era un lugar estratégico para la caza de los animales que emigraban de norte al sur. Fuentes de la excavación han advertido de la contradicción que supone que estos dos científicos estadounidenses se interesen por el yacimiento de Foradada, mientras que el Ayuntamiento de Xàbia todavía no ha contestado a la solicitud de Casabó de financiar cinco nuevas dataciones de carbono 14.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50