Anelka: "No soy un jugador polémico, soy sincero y eso duele a la gente"

El delantero francés Nicolas Anelka, de 20 años, firmó ayer el contrato que le unirá al Madrid por siete temporadas. La cláusula de rescisión será de 20.000 millones de pesetas. Su traspaso desde el Arsenal fue un récord en España, 5.600 millones. Sanz confirmó que esta cifra se pagará en varios plazos que finalizarán el año 2003. El delantero fue presentado en el Bernabéu por el presidente, Lorenzo Sanz, que luego mantuvo una reunión con Clarence Seedorf y el técnico, John Toshack. Desde ayer, el Madrid busca equipo para traspasar al holandés.

Felino es el adjetivo más apropiado para Anelka. Toda su persona destila un aire frío, salvaje, sin domesticar, difícil de tratar. En medio de su pezcuezo, sobre un cuello de camiseta en uve, brilló un puma de plata pendiente de un collar. "No soy alguien polémico. El problema es que siempre soy sincero y eso, a veces, duele. Pero yo necesito decir la verdad, me sienta bien". Inmediatamente se le preguntó si no consideraba haber tratado mal al Arsenal, club con el que firmó en 1997. Respondió acusando al objeto de su obsesión: "Con el Arsenal no tuve ningún problema; y a los hinchas les digo que me quise ir y eso es todo. El problema lo tuve con la prensa inglesa. No lo pudieron hacer peor". Quizá por su cabeza pasara una famosa portada del Daily Express, tildándole de "ambicioso, pretencioso y arrogante". Íntegramente vestido de celeste, con un traje hasta las rodillas de lana fría y unos vaqueros, su mirada dura se fue ablandando con los minutos: "No he venido al Madrid por el dinero. Simplemente quería dejar el Arsenal por un club más grande. Y el Real Madrid lo es". Anelka aseguró que no teme la competencia. "Morientes puede quedarse con el 9. No es problema. Podemos hacer una buena pareja. Y si tengo que competir para ganarme el puesto lo haré; el fútbol consiste en eso. En un club como el Madrid es normal que haya competencia". El delantero celebró su último destino: "Estoy encantado de haber terminado en España, y, sobre todo, en el Real Madrid. Desde el primer momento intenté venir aquí, pero hubo problemas de negociación y pensé que todo se había acabado". Cuando se le preguntó por el interés del Barcelona, lo reconoció: "Hablé con el Barcelona pero fue mucho antes de conocer el interés del Madrid."

El sueldo de Anelka fue motivo de polémica. Lorenzo Sanz negó que su ficha ascienda a 600 millones anuales: "Eso es una barbaridad". Negó incluso que el francés fuera a ser el jugador mejor pagado de la plantilla. Según fuentes del club, su ficha ascenderá a 400 millones de pesetas.

Por otro lado, el futuro de Seedorf en el Madrid es cada día más corto. El club busca un equipo que pague el traspaso por el holandés. Tras entrenar por la tarde, Seedorf confesó con pesar: "Quedarme en el Madrid ya no depende de mí...". Depende, según Seedorf, de John Toshack, que habló con el futbolista momentos antes y le dijo que no contaba con él como titular. La charla convenció al jugador de que seguir en el club le resultará insoportable; que no se ve sentado en el banquillo toda la temporada; que el técnico apuesta fuerte por Geremi.

El presidente Lorenzo Sanz, mientras tanto, ha negado que Seedorf esté en venta. Toshack tampoco ha dicho que no cuenta con él; pero el técnico habla por sus actos. Y las posibilidades que tiene Seedorf de viajar con el equipo para jugar los próximos amistosos contra el Estrella Roja y el Celta son mínimas. Seedorf está en venta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción