Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EFE/ALBERTO ESTÉVEZ Una hipopótama del zoo, víctima de una gamberrada

La visita dominical al zoo acabó en odisea, sobre todo para la hipopótama Rigas. Ésta se hallaba plácidamente en su alberca cuando una joven que visitaba las instalaciones del zoo de Valencia, tras saltarse las barreras de seguridad, le lanzó al animal una zapatilla playera para que se moviera. Pero Rigas, molesta con el gesto, mordió la zapatilla de goma, que se le quedó incrustada en uno de sus dientes y que, durante horas, le impidió probar bocado. Trabajo les costó a los empleados del recinto arrancarle la playera a la hipopótama. Por suerte todo acabó bien. El director, Ignacio Docavo, lamentó la "falta de educación" de la joven y pidió que no se repita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999