Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

El Collegium Instrumentale presenta en Montserrat un disco con obras de Castro

Dentro del marco de la XIX Semana Internacional de Música de Cámara de Montserrat tuvo lugar ayer la presentación de un disco compacto grabado por el Collegium Instrumentale. Con la participación de los solistas Vicente Llimerá (oboe) y Vicente Campos (trompeta) el cedé recoge los ocho Concerti Academici a Quattro atribuidos a Francisco José de Castro, compositor español del siglo XVII formado en el prestigioso colegio de San Antonio de Brescia (Italia). La obra de Castro ocupa un puesto singular dentro del arte musical español del XVII, dado que es uno de los escasos compositores que en nuestro país cultivaron la música instrumental profana durante aquel período. La actividad de Castro se desarrolló en Italia, y allí fueron editadas todas sus partituras. El Collegium Instrumentale, institución nacida al calor del Palau de la Música de Valencia, se ha propuesto la recuperación de estas composiciones de Francisco José de Castro dentro del conjunto de una actividad continuada en pro de la difusión del repertorio camerístico barroco y clásico. El Collegium Instrumentale actúa con cierta regularidad en el Palau y en 1998 participó en la vigésima edición del Festival Internacional de Música Contemporánea Ensems, ampliando de este modo su campo de actuación a la música propiamente de nuestro siglo. A la presentación de ayer asistió la directora general de Promoción Cultural, Consuelo Ciscar, entre otros. Tanto el oboísta Vicente Llimerá como el trompetista Vicente Campos son destacados instrumentistas que cuentan con actuaciones dentro y fuera de España y en su calidad de solistas han grabado diversos discos. Para el Collegium Instrumentale este cedé dedicado a Castro constituye su debú discográfico y es sin duda una valiosa aportación al cada vez más activo campo de la discografía producida dentro de la Comunidad Valenciana. La presencia ayer, en Montserrat, de los responsables de la promoción artística de la Consejería de Cultura deberá reforzar el interés de las instituciones valencianas en el desarrollo de una industria discográfica con implantación y proyección más allá del simple oportunismo político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999