Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Harry Edison, trompetista de jazz

En la noche del pasado martes falleció el trompetista Harry Sweets Edison en su ciudad natal a consecuencia de un proceso canceroso. Nacido en Columbus, Ohio, en 1915, era uno de los últimos representantes de una generación formada en las enseñanzas de Louis Armstrong. Consumió su etapa formativa en orquestas menores, hasta que en 1938, la llamada de Count Basie le situó en el pupitre de una de las más grandes. En esa época ya se le conocía como Sweets, un apodo que describía a la perfección su sonoridad seductora y su fraseo elegante, que se recreaba en lo zalamero sin caer en lo sentimental. Edison permaneció con Basie hasta 1950, año en el que empezó a colaborar con Jazz at the philarmonic, un espectáculo de jazz pensado para el gran público, y con Josephine Baker, entre otros cantantes. A partir de entonces, ya como cotizado músico de estudio, se especializó en prestar apoyo a las voces señeras. Frank Sinatra fue el gran beneficiario de ese trabajo: los obligatos que Edison grabó en algunos discos Capitol para La Voz merecen trato de clásicos del siglo XX. El control y la delicadeza fueron las señas de identidad de Edison; quizá por eso le gustaba acabar las piezas en un susurro que llegaba al corazón tan alto y claro como el grito más desgarrador.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999