Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van den Hoogenband destrona a Popov

El relevo en la cumbre de la velocidad sobre el agua se produjo ayer en los Europeos de natación. Estambul fue el escenario. El holandés Pieter Van den Hoogenband destronó al ruso Alexander Popov, invicto en la prueba reina de los 100 metros libres desde 1991, doble campeón olímpico y mundial, cuádruple europeo y plusmarquista mundial (tras superar cuatro veces el récord) con 48.21 segundos desde 1994. Esa marca supone una velocidad de 7,46 kilómetros por hora, el umbral de la carrera a pie para una persona normal, que difícilmente resiste ya caminar en las cintas rodantes de los gimnasios.El holandés, de 21 años y 1,92 de altura, frente al 1,97 del ruso, de 27 años, sumó así su tercera medalla de oro de los campeonatos tras la del relevo 4x100 (donde ya derrotó a Popov), y la de 50 mariposa.En el último relevo, sin que pueda ser homologado como récord, hizo 47.31, es decir, nadó a 7,6 kilómetros por hora, la mayor velocidad que se haya cronometrado a un nadador hasta ahora sobre el agua. El martes, en series y semifinales, ya había hecho mejores tiempos que su rival, pero ayer el ruso pareció que iba a tomarse el desquite en los primeros 50 metros. Con su mayor estatura y una buena salida, encabezó la prueba en el viraje, con 23.40 segundos, 20 centésimas menos que Van den Hoogenband. Sin embargo, el holandés, con un nadar tan fluido como el suyo y más potente, le dio caza a los 70 metros y le superó hasta ganar con 48.47, la cuarta mejor marca de todos los tiempos. Hizo 24.87 en el segundo largo, mucho más regular (tras los 23.60 iniciales), por 25.42 de Popov, que terminó claramente superado en 48.82. Ahora la quedarán los 50 metros, pero en ellos ya fue derrotado en los Mundiales de Perth98 por el estadounidense Bill Pilczuk

En los 100 libres mujeres, la británica Sue Rolph dio la sorpresa al ganar a la holandesa Inge de Bruijn y a la alemana Sandra Volker. En 100 braza revalidó su título la húngara Agnes Kovacs y en 200 estilos el holandés Wouda a punto estuvo de perder (por tres centésimas) ante el ataque final del italiano Rosolino. Dos españoles se metieron en las finales de hoy: Lourdes Becerra, con el quinto tiempo en los 200 estilos, y David Ortega, con el sexto en los 50 espalda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 1999

Más información

  • El relevo en la cumbre de la velocidad sobre el agua se produjo ayer en los Europeos de natación en Estambul