_
_
_
_
_

El IAM edita un manual de estilo para informar con corrección sobre maltratos

Tereixa Constenla

Los centros dependientes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Sevilla y Málaga tendrán a partir del lunes un servicio de vigilancia privado, como medida transitoria, mientras la Consejería de la Presidencia no diseñe un dispositivo de seguridad público. Estas medidas se han adoptado a raíz de los casos de amenazas que han sufrido empleados del IAM en Sevilla. La directora del Instituto de la Mujer, Carmen Olmedo, presentó ayer un manuel de estilo para los medios de comunicación para "tratar bien" las noticias sobre malos tratos.

El manual pretende desterrar de las informaciones sobre la violencia que sufren las mujeres expresiones y mensajes inapropiados e incorrectos. Algunos revelan concepciones claramente trasnochadas y machistas, como uno de los titulares recogidos en el manual como un ejemplo de lo que no se debe hacer: "Las infidelidades amorosas de una mujer madrileña acaban en un intento de asesinato". Presentar los malos tratos como consecuencia de un hecho pasional, como el caso anterior, constituye uno de los tópicos que quiere combatir el texto, editado por el IAM. Sobre el ejemplo citado, el manual advierte de que la causa de la agresión reside "en no aceptar la libertad sexual de las mujeres". El cambio de actitudes que aspira a modificar del libro de estilo abarca tanto a cuestiones de forma como de contenido. Así, incide sobre la importancia de presentar cada agresión o crimen como un atentado contra los derechos humanos y como parte de la violencia generalizada contra las mujeres, y no como un mero caso aislado. Además de animar a los informadores a promover el rechazo social contra la violencia que padecen las mujeres y a destacar "el valor de aquellas que denuncian", dedica un amplio apartado a cuestiones formales que ayuden a "visualizar a las mujeres en la lengua". El IAM, en colaboración con la RTVA y la Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa, ha editado 1.500 ejemplares del manual y otros 15.000 ejemplares de un decálogo de recomendaciones. La directora del IAM, Carmen Olmedo, destacó la importancia de los medios de comunicación para ayudar a desterrar los casos de violencia, como refleja el incremento de mujeres que denuncian malos tratos. En un año, las víctimas acogidas en centros andaluces han pasado de 300 a 800. "Cada vez hay más información y más concienciación", dijo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Tereixa Constenla
Corresponsal de EL PAÍS en Portugal desde julio de 2021. En los últimos años ha sido jefa de sección en Cultura, redactora en Babelia y reportera de temas sociales en Andalucía en EL PAÍS y en el diario IDEAL. Es autora de 'Cuaderno de urgencias', un libro de amor y duelo, y 'Abril es un país', sobre la Revolución de los Claveles.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_