Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un impedimento legal retrasa la moción de censura de Melilla

Un impedimiento legal retrasará la moción de censura que la oposición está preparando contra el Gobierno de Mustafa Aberchan, de Coalición por Melilla (CM) y el Grupo Independiente Liberal (GIL). Según un informe de la Secretaría General Municipal, no es posible que los dos nuevos concejales socialistas tomen posesión de sus cargos en el mismo pleno, este sábado o el próximo lunes, en el que sus compañeros dimitidos renuncien a los suyos.Román Dobaño y Malika Mohamed, los dos socialistas que abandonarán sus escaños, votaron junto al GIL a favor de la investidura de Aberchan como alcalde-presidente desoyendo las indicaciones de su partido desde Madrid, por lo que han sido expedientados.

El problema planteado retrasará la moción al menos hasta que los nuevos diputados socialistas, Javier de Pro y Rafael Hernández, tomen posesión de sus puestos. En todo caso, Aberchan ya ha anunciado que convocará ese nuevo pleno "cuanto antes".

El PSOE melillense, que ha obtenido de su Ejecutiva Federal la capacidad de decidir qué postura adoptará en la moción, asegura que no se pronunciará hasta que sus nuevos ediles se sienten en la Asamblea. No obstante, el presidente de su gestora, Rafael Villuendas, aseguró ayer que su intención es "echar al GIL".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999