Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres jóvenes que sufren un infarto tienen el doble de probabilidades de morir que los hombres

Las mujeres de menos de 50 años que sufren un infarto tienen el doble de probabilidades que los hombres de morir como consecuencia de ello, según un estudio publicado ayer en The New England Journal of Medicine. Las razones de este hecho se desconocen, pero el estudio ha descartado que tengan que ver con la discriminación sexual, la calidad del tratamiento o las complicaciones secundarias.Las diferencias entre mujeres y hombres, según la investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de New Haven (Connecticut, EE UU) van reduciéndose a partir de los 50 años y desaparecen a los 74 años, edad en la que el riesgo se equipara. La doctora Viola Vaccarino, que ha dirigido el estudio, ha sugerido la posibilidad de que el tipo de ataque cardiaco que sufren las mujeres sea distinto al que afecta a los hombres.

La investigación se ha realizado sobre un total de 384.000 personas que habían sufrido ataques cardiacos, la mayor base de datos investigada hasta ahora para estudiar el riesgo de muerte en los hospitales. Durante la hospitalización, un 6,1% de las mujeres de menos de 50 años murieron, mientras que entre los hombres, la cifra de muertes fue del 2,9%.

Cuando la edad de los casos estudiados se sitúa en los 65 años, el porcentaje de muertes es del 13,4% para las mujeres y del 10,7% para los hombres. Cuando la edad de los pacientes es de 74 años, el riesgo de morir tras un infarto de miocardio en los hospitales se equilibra.

Estudios anteriores han señalado que las diferencias fisiológicas entre el hombre y la mujer pueden explicar también la formación de diferentes tipos de coágulos sanguíneos, que dan lugar al ataque cardiaco. En todos los países desarrollados, las afecciones cardiacas son la causa principal de mortalidad, por encima de cualquier tipo de cáncer o de enfermedades infecciosas. Pese a su mayor mortalidad por cada cien infartos, las mujeres sufren menos infartos que los hombres en todos los países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999