Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

AHORA, EL 'GELBRA'

La guerra de los sujetadores ha estallado. Tras el lanzamiento del Wonderbra vino el Waterbra, con relleno de agua, al que siguió el Airbra, accionado por una válvula que permite aumentar o reducir el busto a voluntad de la usuaria y de su estado de ánimo. Pero las clientas demandan nuevas formas de acentuar los escotes. Y a ello se han dedicado durante dos años unos científicos británicos que acaban de lanzar al mercado Último, un relleno de gel cuya arma secreta es un cojín de líquido viscoso en cada copa que imita los movimientos del busto. Los prototipos de este nuevo artilugio lencero han tenido que superar unas rigurosas pruebas de resistencia: han volado alrededor del mundo, han caído desde los rascacielos más altos y han sido sometidos a altas temperaturas dentro de un horno. El gel utilizado es el que emplean los cirujanos en operaciones de rodilla, el más resistente. Pero de poco servirían estos progresos científicos si hacemos caso de los estudios realizados en el Reino Unido, según los cuales 7 de cada 10 británicas utilizan una talla de sujetador incorrecta. Todo ello en un mercado que mueve al año 500 millones de libras (125.000 millones de pesetas). Al tiempo, Wonderbra estudia presentar una demanda contra Waterbra, pues afirma que la similitud de denominaciones les ha hecho perder dos millones de libras (500 millones de pesetas). Una guerra sin tregua.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999