Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pedirá que Barcelona sea la sede para una conferencia de la ONU, coincidiendo con el Fòrum 2004

El Gobierno español propondrá la ciudad de Barcelona como sede de una conferencia internacional de la ONU en el año 2004. El anuncio fue hecho ayer por el consejero delegado del Fòrum de les Cultures 2004, Jaume Sodupe, quien consideró ese objetivo "muy importante" con vistas a conseguir éxito en el acontecimiento que organiza Barcelona para ese mismo año, desde el 23 de abril hasta el 24 de septiembre. Según precisó, el Estado podría formalizar la petición oficial para que Barcelona acoja una conferencia de la ONU "novedosa" en el otoño del 2000, con motivo de la celebración del Milenium de las Naciones Unidas. En cuanto al Fòrum 2004, el Consejo de Administración de la sociedad que gestiona el proyecto se reunió, por primera vez, el pasado jueves. Sodupe informó de que en la reunión se tomaron varios acuerdos relativos a convenios con varias compañías que contribuirán como socias o patrocinadoras del Fòrum: Telefónica, Endesa, IBM y la empresa de mensajería MRW. De momento, la aportación de esas firmas supone cerca de 400 millones de pesetas. El consejero delegado del Fòrum puntualizó que todavía tiene que "inventar" lo que será el contenido de este evento, más allá de la definición general de los principios de paz, diversidad y sostenibilidad. Por eso, puntualizó que ahora se inicia la etapa de definir qué será y cómo se llevará a cabo. De momento, ya está claro que uno de los principales escenarios del Fòrum será un futuro palacio de convenciones que se levantará en la desembocadura del Besòs, proyecto que ya se ha encargado a un grupo de expertos, explicó Sodupe. La coincidencia del próximo encuentro para diseñar el programa con la precampaña de las elecciones autonómicas puede ser un nuevo escollo para el proyecto -en el que están implicadas las tres administraciones: la del Estado, la autonómica y la municipal-, cuya propuesta "extremadamente política, partirá de los valores comunes y un código de comportamiento que comparten las tres administraciones consorciadas", señaló el consejero del Fòrum. Sodupe dijo que tiene la esperanza de que este acontecimiento "sea un terreno de paz", y agregó: "Mi obligación como gestor será hacer abstracción de las circunstancias políticas". En cuanto a su papel, Sodupe se presentó como la persona que tiene que hacer "propuestas" y "evitar, en la medida de lo posible que haya peleas, aunque las administraciones tienen el derecho legítimo de posponer lo que consideren oportuno". Y el clima de entendimiento y consenso tendrá especial importancia en la organización del evento puesto que, como destacó ayer el propio Sodupe: "El calendario que maneja la organización es muy apretado y no tenemos tiempo que perder".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de julio de 1999