Caixa Ontinyent obtuvo en 1998 unos beneficios de 699 millones

La cuenta de resultados de la Caixa d"Estalvis d"Ontinyent rindió en 1998 unos beneficios de 699 millones de pesetas antes de impuestos, según el informe anual de la institución financiera. Esta cantidad supone un incremento del 1,3% respecto a los beneficios logrados en el anterior ejercicio, año que se cerró con 690 millones de pesetas. Sin embargo, la política de fortalecimiento de la Caja permitió cerrar el ejercicio con unos recursos propios de 4.434 millones, una cifra superior en un 12,5% respecto a la de 1997. El informe de gestión revela que en 1998 se alcanzaron unos activos totales de 57.659 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 9,4%. De esos activos, el 81,3% se encuentra invertido en créditos para clientes, cuyo importe neto creció un 20,9% respecto al año precedente. Para la caja, se han conseguido mantener unos elevados niveles de participación de actividad en el sector de la construcción (ha financiado 138 actuaciones protegibles por 992 millons y otras 118 libres por 1.165) y edificaciones industriales. Además, se potenció el crédito a las familias (9,86%), sector motivado por el aumento del consumo. Con 32 oficinas en servicio repartidas por la provincia de Valencia, la caja destinó el año pasado 240 millones, el 30% de los beneficios de 1997, a obra social. Entre las actividades destaca la participación de la caja en la construcción del Centro Social de Vallada, la del Centro de Rehabilitación e Integración de enfermos mentales en Ontinyent, la escuela infantil de Agullent, la Fundación Universitaria Vall d"albaida, la informatización de los Juzgados de Ontinyent y muchas otras actuaciones culturales y deportivas. A lo largo de 1998 la empresa también acometió la adaptación de la entidad a las previsibles consecuencias perniciosas del denominado efecto 2000. Cambios que costarán entre 60 y 75 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50