Escritores y artistas noveles forman un grupo para vencer las trabas que sufren y difundir sus obras

"¿Por qué tanta necrofilia? Dejad en paz los restos mortales de Goya". "La cultura de masas no es lo nuestro". Éstos son algunos de los principios de la Generación Irreverente, un grupo de artistas y escritores que quieren superar las trabas que sufren los autores noveles para difundir su obra. [EN] El promotor de este grupo, Miguel Ángel de Rus, presentó ayer en Sevilla los principios de la Generación Irreverente y algunas de sus obras. El grupo intenta remedar varias de las actitudes -creación de grupos, lectura de manifiestos- que han forjado la cultura de este siglo.

La Generación Irreverente quiere ayudar a publicar sus libros a escritores jóvenes y a difundir sus obras a artistas que inician su tarea. La Generación Irreverente, que reúne alrededor de 25 escritores y artistas con edades comprendidas entre los 28 y 37 años, desea romper el cerco que, a su juicio, protege a determinados creadores y cierra el paso a otros. Aparte de los citados, este grupo defiende otros principios, que figuran en las solapas de sus libros. Algunos de ellos son los siguientes. "La prisa mata". "¿Somos europeos?". "Cuando creamos, jugamos y nos expresamos libremente". "El espíritu renace mirando el mundo como por primera vez"... Las 10 "reflexiones" de la Generación Irreverente "se resumen en dos: despreciarás lo que opine la multitud sobre todas las cosas y amarás a tu creación como a ti mismo". Este grupo defiende "el cosmopolitismo, el no mercantilismo, la espiritualidad en la creación artística y literaria y la duda sobre la identidad de la Europa en construcción". De Rus (Madrid, 1963) puso como ejemplo del cerco que, a su juicio, rodea la cultura española a "varios escritores jóvenes que han salido hijos y sobrinos" de gente vinculada al mundo literario. Luego denunció la existencia de "cuadras" literarias que sólo publican a los suyos. De Rus señaló algunos de estos grupos: "la cuadra rosa y la cuadra de un diario conservador que ha sacado a un escritor jovencito que copia a González-Ruano y Gómez de la Serna". El autor que quiera evitar las horcas caudinas de la industria editorial española que se dirija a Ediciones Irreverentes. Su teléfono es el 914137311. La historia de la literatura española y europea del siglo XX está repleta de grupos que irrumpieron en lo que ellos consideraban las aguas estancadas de la cultura de su tiempo. Desde Azorín, Pío Baroja y Ramiro de Maeztu hasta el Postismo y los novísimos pasando por los manifiestos que encabezaba Dalí, la cultura española está repleta de episodios de este signo. La Generación Irreverente pretende algo similar. De Rus ofició ayer como capitán de este grupo. De Rus trabaja en la Dirección de Comunicación de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Y De Rus presentó a la Generación Irreverente en la Delegación General de la SGAE en Sevilla. El delegado general de esta entidad, Luis Ángel Lozano, presentó, a su vez, a De Rus ante los periodistas. Ediciones Irreverentes ha publicado tres libros: Novela de ordenador, de Antonio López del Moral; Europa se hunde, del propio De Rus; y Seres reales, seres imaginarios, un libro que responde al espíritu grupal de la Generación Irreverente al reunir relatos de Jordi Sabaté, José Luis Cantalejo, Juan Pedro Molina y los citados López del Moral y De Rus. Críticas al casticismo De Rus, que antes de Europa se hunde publicó los libros de relatos Cuentos irreverentes y Putas de Fin de Siglo, arremetió contra algunos de los males que, a su juicio, lastran la literatura española. De Rus criticó el "casticismo", "los libros escritos como guiones cinematográficos" y los libros "con los que se busca ganar dinero". El autor de Putas de Fin de Siglo arremetió contra escritores cuyos libros tienen un gran éxito de público, como "Antonio Gala, Arturo Pérez-Reverte y Vázquez Figueroa". De Rus puso como ejemplos de escritores a seguir a Miguel Espinosa, "el gran satírico de este siglo", Kafka, Pessoa y Boris Vian. Todos ellos fueron, según De Rus, "gente que no tuvo éxito en la vida". "Son nuestros ideales. Los escritores de la Generación Irreverente no buscan llegar a la gente, sino quedar tranquilos con lo que escriben", proclamó De Rus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50