Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benicarló alberga un encuentro para promover el uso de energía solar Está prevista la asistencia de 3.000 visitantes

La organización del 4º Encuentro Solar, que este fin de semana se celebra en Benicarló, prevé la asistencia de cerca de 3.000 visitantes. Esta reunión forma parte de las actividades de promoción de la energía solar del Sun day 99. Su objetivo es el de reunir a personas, colectivos y empresas que desarrollan y promueven el uso de energías renovables. Hoy se fallará el concurso de cocineros y cocinas solares, así como el de ingenios e ingeniosos.

La jornada de ayer estuvo dedicada al tema "La energía solar disponible ya en los tejados fotovoltaicos", es decir, tejados con placas solares. Para el debate del mismo se dieron cita expertos nacionales e internacionales. Uno de los aspectos tratados con mayor profundidad fue el del real decreto sobre producción de energía eléctrica por instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energías renovables, residuos y cogeneración. Sobre éste se planteó la necesidad de un reglamento que lo especifique y que las futuras normas no sean tan estrictas como las actuales. Además se expuso la existencia de voluminosos fondos europeos para la financiación de un millón de tejados fotovoltaicos, de los que 500.000 deberían instalarse en Europa, mientras que el otro medio millón sería para proyectos de instalación en países subdesarrollados. Además de las cuestiones teóricas, una de las actividades más llamativas es la de la exposición de una muestra de cocinas solares, que participan en un concurso, así como la exhibición de todo tipo de elementos, muchos de ellos ya comercializados, que utilizan energía solar. Según Manuel Vilchez, organizador del encuentro, existen 2.000 millones de personas con problemas de abastecimiento de leña, que es el combustible que utilizan para lograr calor y, sobre todo, para cocinar. "Son países en los que hace mucho sol, pero está absolutamente infrautilizado", añadió Vilchez. Así, los modelos de cocinas solares no sólo están pensados para los usuarios que han optado por este tipo de energía, sino para aquellos que en un periodo no muy largo de tiempo, posiblemente sólo puedan utilizar el sol como fuente energética. La mayoría de las cocinas que este fin de semana se muestran en Benicarló están fabricadas con materiales naturales, como por ejemplo el corcho reciclado. En el interior de las mismas se alcanzan temperaturas que sobrepasan los cien grados centígrados. De hecho, durante la mañana de ayer se pudo comprobar cómo pollos, pimientos o cualquier otro tipo de alimento se cocinaba en estos artilugios. Esta es la cuarta ocasión en que se celebra este concurso de cocinas solares. Según Vilchez, las diferencias de los modelos presentados este año respecto a los anteriores se basan, fundamentalmente, en que aunque las tecnologías son más avanzadas, su uso y fabricación es cada vez más sencillo. Pilas y juguetes Junto a estas cocinas se pueden ver y adquirir cargadores solares de pila, un antimosquito solar, hornos solares, distintos juguetes, como coches que corren alimentados por la energía del sol, contadores de consumo eléctrico o, incluso, una radio que funciona con la energía cinética del usuario, a través de una manivela, o mediante la utilización de su panel solar de alto rendimiento. Según Manuel Vilchez, "cada vez se hace más necesario el empleo de sentido común en el uso de los recursos energéticos". Para él sólo de esta forma puede ser posible avanzar hacia un futuro sostenible y solidario con las generaciones venideras y con los pueblos menos favorecidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de junio de 1999