Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana da la orden de parar la guerra

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba la resolución que pone en vigor el plan de paz

El secretario general de la OTAN, Javier Solana, ordenó ayer la suspensión de los bombardeos sobre Yugoslavia. Las tropas serbias han comenzado su rápida retirada de Kosovo. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó, con la abstención de China, la resolución que certifica la vigencia del acuerdo de paz. Con todos estos requisitos cumplidos, el mundo se felicita de que la guerra haya terminado. Ahora, para cumplir con el propósito con el que empezó este conflicto hace 79 días, una fuerza internacional con mayoría y control de la OTAN comenzará hoy o mañana a desplegarse en Kosovo para garantizar el regreso seguro de los refugiados.

MÁS INFORMACIÓN

"Puedo anunciar que Milosevic ha cumplido las cinco condiciones de la comunidad internacional, y hace unos momentos he dado instrucciones al general Clark para suspender las operaciones aéreas de la OTAN contra Yugoslavia". De esa forma, Solana anunciaba poco después de las tres y cuarto de la tarde el fin de la guerra. Cuatro horas más tarde, el Consejo de Seguridad votaba, con 14 votos a favor y la abstención de China, la resolución, aceptada por Yugoslavia, que da legitimidad internacional a la operación militar en Kosovo. Las primeras unidades de paracaidistas británicos están preparadas para iniciar el recorrido de 80 kilómetros que separa Pristina, capital de Kosovo, de la frontera de Macedonia. Mientras tanto, las tropas serbias se irán retirando según un plan con varias fases, que debe concluir el 20 de junio. Los 1.200 soldados españoles, que tendrán su base en la ciudad de Pec, entrarán en Kosovo en un plazo de 20 a 30 días a partir de hoy. En Belgrado, Milosevic compareció en televisión para explicar a sus ciudadanos que el acuerdo de paz es una victoria para Yugoslavia porque preserva su integridad territorial. Esta interpretación de los acontecimientos no resulta muy tranquilizadora para los 800.000 refugiados que esperan su regreso con tanta ilusión como dudas. El presidente Bill Clinton advirtió que los bombardeos podrían reanudarse si Milosevic incumple lo firmado. José María Aznar declaró que ahora es necesario colaborar con el Tribunal Penal Internacional, que ha procesado a Milosevic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999

Más información

  • Las tropas serbias comienzan a retirarse de Kosovo y la fuerza internacional está lista para desplegarse