Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red de narcotraficantes que operaba en Vizcaya y Cantabria

Después de cinco meses de investigación, la Ertzaintza ha conseguido desarticular una red de narcotraficantes que distribuía cocaína y hachís en Vizcaya, Cantabria y La Rioja. En la operación fueron detenidas nueve personas, tres han ingresado en prisión y el resto ha quedado en libertad provisional, así como cinco kilos de droga, dos millones y medio de pesetas y dos vehículos de gran potencia. La banda estaba encabezada por T. E.O, un marroquí de 23 años, encargado de trasladar la droga desde su país de origen; I.G.L., de 37 años, vecino de Getxo, responsable de la distribución entre pequeños traficantes de Vizcaya y Cantabria, y J. A.A.P., de 25 años, de La Rioja, donde repartía la mercancía. La droga era almacenada en Algeciras y Sevilla, de donde se transportaba por carretera hasta el Norte. Los traficantes contaban con distribuidores intermedios que hacían llegar la droga a los vendedores de a pie. Las partidas de estupefacientes eran de entre cinco y diez kilos de hachís y menor cantidad de cocaína y otras drogas y el envío era semanal, según informó ayer el Departamento de Interior. Las pesquisas policiales permitieron identificar a otras siete personas, hombres y mujeres, de unos 35 años, y residentes en Santurtzi y Sestao, que recibían la droga en cantidades que oscilaban entre 250 gramos de hachís y 50 gramos en el caso de la cocaína y suministrarla al mercado callejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999