Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento se opone a la libertad de los acusados de pederastia

El Ayuntamiento de Barcelona, que ejerce una de las acusaciones populares en el caso de pederastia descubierto en el barrio del Raval de Barcelona, se opuso ayer a que los principales acusados, Xavier Tamarit y Jaime Lli, queden en libertad provisional. En cambio, la otra acusación popular, la Asociación Clara Campoamor, dejó a criterio de la sala la decisión sobre si los acusados deben permanecer en prisión.

Durante la vista celebrada ayer en la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona, los representantes legales del Ayuntamiento aceptaron que Xavier Tamarit y Jaime Lli fueran puestos en libertad. Por la tarde, sin embargo, el consistorio entró un escrito de rectificación en el juzgado de guardia para pedir que se mantuviera a los acusados en la cárcel. Fuentes del Ayuntamiento explicaron que éste no había sido consultado por los abogados, lo que generó el "error". El fiscal y la representante de la Dirección General de Atención a la Infancia (DGAI) solicitaron también que Lli y Tamarit continúen en prisión. En la vista se debía decidir sobre la prórroga de la prisión preventiva de ambos, ya que hace dos años que están encarcelados por esta causa. El fiscal imputa a los cinco acusados del caso un total de 14 delitos de abusos sexuales y tres de uso de menores para fines pornográficos, y pide un total de 117 años de prisión, de los que 57 se solicitan para el educador infantil Xavier Tamarit y 25 para el informático Jaime Lli. En la vista, la abogada del Ayuntamiento, que fue rectificada después, expuso que no se oponía a la libertad provisional de los dos procesados dado "el tiempo transcurrido" desde su ingreso en prisión. La letrada de la Asociación Clara Campoamor dejó la decisión a criterio de la sala. El fiscal y la representación de la Generalitat pidieron que Tamarit y Lli sigan en en prisión dada la gravedad de las acusaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999

Más información

  • El consistorio rectifica a sus abogados