Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Compañía Nacional de Teatro Clásico presenta en Vitoria sendas obras de Calderón y Lope de Vega

El Teatro Principal de Vitoria cierra esta semana la programación dramática de la temporada con obras de las dos grandes figuras teatrales del Siglo de Oro, Calderón de la Barca y Lope de Vega. La Compañía Nacional de Teatro Clásico presentará la comedia de Calderón No hay burlas en el amor, (hoy y mañana),y el drama de Lope de Vega, La estrella de Sevilla, previsto los días 11 y 12 de junio. Estas dos obras se podrán ver en el teatro Victoria Eugenia de San Sebastián los días 12 y 13, y 19 y 20 de este mes, respectivamente. Calderón ya había cerrado su esquema de las comedias de capa y espada cuando dio a la luz No hay burlas con el amor. Y en esta obra, Calderón vuelve a elevarse a la altura de La dama duende, una de sus mejores piezas de enredo. Aunque sin el ingrediente de misterio que aportaba esta pieza, el dramaturgo consigue de nuevo, superándola en comicidad, el equilibrio perfecto entre fondo y forma que distingue siempre la obra maestra. En No hay burlas con el amor, Calderón se burla de muchas cosas: del lenguaje oscuro y rebuscado al estilo de Góngora, otro de los escritores del Siglo de Oro de la literatura española; del tan traído y llevado honor que tan en serio trataba en sus dramas; de las mentiras y enredos de sus personajes. Y hasta de sí mismo y de su técnica cuando dice "¿Es comedia de don Pedro/ Calderón, donde ha de haber/ por fuerza amante escondido/ o rebozada mujer?" Toda la obra está cuajada de ingenio, habilidad para el humor, rapidez, juego de simetrías que se refuerzan por el contraste de la inversión cómica, en una pieza capital entre las comedias de Calderón. El autor de esta versión que presenta la Compañía Nacional de Teatro Clásico es Rafael Pérez Sierra, su director desde 1997. Pérez Sierra accedió a esta compañía en 1985, como asesor literario, cuando Alfredo Marsillach le llamó para que realizara la adaptación de otro clásico de Calderón, El médico de su honra. El director de No hay burlas con el amor es Denis Rafter, dramaturgo irlandés que reside en España desde principios de los años setenta. Habituado a la dirección de los clásicos en lengua inglesa, como Shakespeare, Carroll o Beckett, Rafter participó activamente en la creación del teatro La Abadía, con elactor y director José Luis Gómez, una de las experiencias teatrales más interesantes de los últimos años. La otra obra de la Compañía Nacional de Teatro Clásico que llega al País Vasco, La Estrella de Sevilla, un título imprescindible de la dramaturgia de Lope de Vega, no alcanzó popularidad hasta su recuperación en el Romanticismo. Este drama histórico pone en escena las pugnas por la posesión de la ciudad de Sevilla en el siglo XIII entre el príncipe don Sancho y sus sobrinos, los infantes de la Cerda, hijos de su hermano, el primogénito del rey Alfonso X el Sabio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999