Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Un pacto con fecha de caducidad

El pacto que ha gobernado Santa Cruz en los últimos cuatro años ha tenido sus luces y sus sombras. La Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), sobre la que se construyó con posterioridad Coalición Canaria, salvó in extremis la alcaldía tras doce años de mayoría absoluta. En el 95 se vio obligada a un acuerdo con los populares, de los que le separaba un solo concejal. La igualdad de fuerzas y la absoluta incompatibilidad del alcalde, Miguel Zerolo, con el portavoz del PP, Guillermo Guigou, obligó a sus respectivas direcciones a tomar cartas en el asunto. Tras un año de tensiones, cuya onda expansiva llegó a amenazar los acuerdos de nacionalistas y populares en otras instituciones, Guigou abandonó la corporación para ocupar la dirección general de Atención a las Drogodependencias del Gobierno canario.Su salida situó a Pablo Matos al frente del grupo municipal popular, abriéndose una etapa presidida por una armonía que se anuncia imposible para CC y el PP tras las elecciones del 13 de junio. Entre el candidato del PP, José Emilio García Gómez (que ya fue alcalde en las filas de Coalición Canaria) y Miguel Zerolo no hay más que diferencias. Con los socialistas aspirando a romper sus techos electorales, tanto nacionalistas como populares tienen en el Ayuntamiento de Santa Cruz una de sus plazas más deseadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 1999