Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista con el general Wesley Clark, jefe militar de la OTAN

"Una pausa en los bombardeos permitiría a Milosevic reconstruir sus defensas"

El general Wesley Clark, comandante supremo de las fuerzas de la OTAN y jefe de la operación militar en Yugoslavia, no comparte el pesimismo que ha cundido en círculos políticos y diplomáticos sobre la eficacia de los ataques aéreos. Al contrario, el general Clark afirma que la OTAN ganará esta guerra, y lo hará antes de que llegue el invierno. Con ese objetivo, el jefe militar se muestra contrario a aceptar ahora una pausa en los bombardeos, que permitiría a Slobodan Milosevic reconstruir sus defensas y haría más arriesgada la labor de los pilotos. El general Clark recuerda que él nunca pensó que esta guerra sería fácil y rápida.

"Yo he dicho, y repito, que estamos ganando y que Milosevic está perdiendo, y lo sabe", asegura el general Clark en una entrevista concedida al corresponsal de EL PAÍS en Bruselas, Xavier Vidal-Folch. El problema, en su opinión, es que resulta impredecible cuánto tiempo está dispuesto a aguantar Milosevic antes de aceptar la derrota y buscar una solución diplomática. Para ello, según el jefe militar de la OTAN, es importante no detener ahora los bombardeos, como proponen algunos Gobiernos de la Alianza. "Desde un punto de vista militar", afirma, "una pausa no reportaría ninguna ventaja. Al revés, provocaría dos inconvenientes: durante la pausa, los serbios continuarían sus operaciones de ataque, represión y limpieza étnica de Kosovo sin las limitaciones que les impone nuestro poder aéreo, y se dedicarían a reorganizar y reconstruir sus sistemas de defensas antiaéreas, lo que incrementaría el riesgo de nuestros pilotos en una reanudación de los bombardeos. Por eso, desde la perspectiva militar, nos oponemos a una pausa". El general Clark no quiere entrar en el debate sobre la necesidad de una intervención terrestre para concluir el trabajo que no pueda realizar la aviación. "Nos acercamos al momento en que habrá que tomar decisiones sobre eso", se limita a responder. El Reino Unido volvió a referirse ayer a la posibilidad de una acción terrestre ante el escaso resultado hasta ahora de las gestiones diplomáticas. La OTAN anunció una intensificación de los ataques como única forma de vencer la resistencia de Milosevic a negociar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999