FÚTBOL 34ª Jornada de liga

Iván Campo, declarado culpable

John Toshack no lo dudó ni un minuto. Instantes después de que Dely Valdés marcara el gol del Oviedo, decidió señalar con el dedo acusador a Iván Campo. El central fue puesto en evidencia ante los ojos de todos al ser sustituido diez minutos después por Clarence Seedorf. Antes de abandonar el terreno de juego, Iván Campo se temió lo peor. Vio movimientos en el banquillo y escuchó las protestas airadas de la afición. Cuando el cartel anunció su cambio, Iván Campo se dirigió hacia el vestuario con gesto contrariado; y cuando pasó a la altura de Toshack, le dijo: "A mí no, a mí no, a otro", y señaló el terreno de juego. El entrenador le mandó callar y el jugador le respondió con un insulto, según personas que dicen haberlo oído.Es costumbre de Toshack en esta etapa del Real Madrid señalar con el dedo acusador a los que él considera culpables. Ante el Celta siguió una táctica similar al sustituir a Guti después de que el Real Madrid encajara el tercer gol.

Más información

Toshack habló de lo sucedido: " He cambiado a Iván porque quería hacer algunas modificaciones tácticas. Sé que no le ha gustado que le quitase, pero estamos en mayo y no hay mucho tiempo que perder". El entrenador también explicó que durante el descanso habló con el jugador: "Ha venido a pedirme explicaciones. Me ha dicho varias veces "¿pero yo por qué , por qué"?. Entiendo su enfado pero esto es así. Lo que no puedo permitir es que Dely Valdés entre por el centro del campo como un autobús".

El técnico del Madrid mostró su nerviosismo durante todo el encuentro. No se sentó en ningún momento y no paró de llamar hasta la banda a sus jugadores. Fernando Hierro en un momento de máximo desconcierto se acercó hasta él para pedirle que se tranquilizara. "No me ha mandado callar", matizó el entrenador. "Lo que ha sucedido es que quería hacer algunos cambios y él ha sido el encargado de explicarlos".

Toshack no quiso hablar más del asunto. "Me quiero quedar con lo positivo. Llevamos seis partidos en casa y 18 puntos. Si ganamos los dos que nos quedan -Mallorca y Deportivo- al final nos saldrán las cuentas. Los resultados de la jornada nos han acompañado pero lo importante es que nosotros no fallemos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de mayo de 1999.

Lo más visto en...

Top 50