Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios mineros critican las subvenciones de Industria

Los presidentes de la Federación de Concejos Asturianos, Graciano Torre; de la Asociación de Comarcas Mineras, Gabriel Pérez Villalta, y de la Asociación Leonesa de Municipios Mineros, Laudino García, cuestionaron ayer en el Congreso la forma en que el Ministerio de Industria gestiona las ayudas que deben paliar las consecuencias de la reestructuración del sector.Ante la subcomisión constituida para analizar la política de subvenciones del Ministerio de Industria, Graciano Torre destacó la ausencia de criterios "medibles" a la hora de distribuir las ayudas y se hizo eco de la inquietud que ello crea en muchos municipios mineros.

Más duro, el presidente de la Asociación de Comarcas Mineras cuestionó la filosofía que aplica el departamento que dirige Josep Piqué a la hora de distribuir subvenciones y cuya exposición atribuyó al secretario de Estado de la Energía, José Manuel Serra. Según dijo Pérez Villalta, Serra considera que, a la hora de repartir ayudas "lo importante es el proyecto, no la ubicación", lo que en su opinión, no hará sino contribuir al despoblamiento de las comarcas en crisis. "Los altos cargos [de Industria] son muy correctos en la forma, pero no nos hacen caso", abundó Pérez Villalta, quien añadió que en el reparto de ayudas existe "un déficit de transparencia".

En la misma línea, el presidente de los municipios mineros de Castilla y León aseguró que Industria comete "un grave error" al no tener en cuenta a los ayuntamientos a la hora de planificar la recuperación de determinadas zonas.

En paralelo a las exposiciones de los comparecientes, los comisionados del PSOE e IU, por un lado, y del PP por otro, mantuvieron un debate sobre la actuación del Ministerio de Industria. Por el PP, el diputado Javier Peón destacó la militancia política en la oposición de los comparecientes y defendió a capa y espada el reparto de las ayudas. Hasta el punto de considerar "pionero en Europa" el proyecto presentado por la explotación porcina Castileon 2000, que recibió 900 millones de subvención de Industria, ayuda que ha sido paralizada por Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999