Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes del PSOE se inclinan por que Chaves no adelantará las elecciones

El presidente de la Junta de Andalucía, el socialista Manuel Chaves, comunicó ayer a dirigentes de su partido y del Gobierno autónomo, en la habitual reunión de coordinación que celebran en el Parlamento regional, que informará de su decisión sobre las elecciones el próximo lunes, último día de plazo para la firma del decreto de disolución de la Cámara en el caso de que se decidiera a abrir las urnas el próximo 13 de junio, junto con las elecciones municipales, europeas y autonómicas. Pese al hermetismo, la impresión de los dirigentes del PSOE andaluz, tras la intervención de Manuel Chaves en el Parlamento, donde fue preguntado por el anticipo electoral, es que se aleja la posibilidad de una coincidencia. El presidente andaluz, en su respuesta, se escudó en la facultad que le confiere la ley autonómica para no comunicar su decisión a la Cámara y, en dos ocasiones, destacó ante el pleno la fortaleza de su Ejecutivo. "Inestabilidad política, ninguna. El Gobierno está a pleno rendimiento", enfatizó.

Reunión de coordinación

En la reunión con miembros de su partido y el Ejecutivo, Chaves no dijo cuál era su intención y se limitó a escuchar las opiniones a favor y en contra de un posible adelanto electoral. Los consultados coincidieron en que, sea cual sea la solución final, el PSOE formará una piña en torno al secretario general y presidente de la Junta y que éste dictará su veredicto el domingo o el lunes.

Chaves afrontó con tranquilidad y aplomo la sesión de control y se abstuvo de repetir las tres únicas razones que hasta ahora ha dicho que tendrá en cuenta para decidir la fecha electoral: buscar la máxima participación, evitar la coincidencia con las generales y su deseo de agotar la legislatura. Ayer se parapetó tras la ley de Gobierno y Administración autonómica que le faculta para convocar elecciones "previa deliberación del Consejo de Gobierno" y "bajo su exclusiva responsabilidad".

La primera pregunta relacionada con la fecha la hizo el portavoz de IU, Luis Carlos Rejón, quien utilizó como asidero la ley andaluza de Cajas de Ahorros. Tras unos minutos de juego con palabras de doble sentido, el presidente cortó en seco: "Es absurdo discutir de una cosa de las que no queremos discutir [las cajas de ahorros]. Las cosas se plantean con claridad".

El portavoz del PP, Antonio Sanz, disparó: "Yo sí se lo voy a plantear muy clarito". Y a continuación le espetó que ha promovido una estrategia de confusión que genera "incertidumbre" y "juega con la estabilidad económica, social y política de Andalucía". Sanz aseguró que la facultad para convocar elecciones no es sinónimo de "arbitrariedad" y le instó a aprovechar la "oportunidad ética y estética" de decir "en este día y este sitio [el Parlamento]" si va a convocar elecciones. Chaves consideró la pregunta un "atentado" a una prerrogativa constitucional y negó que sus cábalas afecten a la comunidad. "Inestabilidad, ninguna. El Gobierno está a pleno rendimiento y la situación económica y política es buena".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999

Más información

  • El presidente andaluz aclarará el lunes la fecha