Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFRAESTRUCTURASAUTOPISTA A-7

El peaje de Puçol "viajará" al norte para aligerar el tráfico rodado en Sagunto

La decisión de trasladar el peaje de la autopista A-7 en Puçol a una zona situada más hacia el norte, acordado ayer por el Ministerio de Fomento, la Generalitat, el Ayuntamiento de Sagunto y la empresa concesionaria, Aumar, permitirá aliviar el tráfico en la carretera N-340 a su paso por la capital del Camp de Morvedre. Con esta medida, largamente reivindicada, se espera reducir de forma considerable la cifra actual de paso de vehículos por el casco urbano de Sagunto: más de 30.000 diarios, de los cuales 10.000 son camiones.

El peaje de Puçol será trasladado nueve kilómetros al norte para situarlo en la zona conocida como El Pontazgo, en el término municipal de Sagunto. De esta forma, el tramo de autopista que ahora es de pago se convertirá en una prolongación del by pass o autovía de circunvalación de Valencia, a la vez que en una variante de Sagunto. Eso hará necesaria la ampliación de la actual autopista a tres carriles, además de la construcción de un nuevo enlace para conectar con la N-340 al norte de Sagunto en dirección a Castellón. El acuerdo alcanzado ayer -con el compromiso inicial de que sea operativo en el verano del año 2000, según fuentes de la Generalitat- incluye la construcción de un enlace nuevo de la nueva variante con la autovía Sagunto-Zaragoza que conectará además con el puerto saguntino. Todo ello supondrá una inversión de 7.000 millones de pesetas. De esta manera, la ciudad de Sagunto quedará incluida en la corona delimitada por la circunvalación de Valencia, lo que, según fuentes de la Administración autonómica, incrementará las relaciones de la capital del Camp de Morvedre con el área metropolitana de Valencia, que hasta ahora se daban en un menor grado que el resto de municipios de la zona. Pero el principal efecto del traslado del peaje de Puçol al norte será una reducción del tráfico rodado por el interior de Sagunto. La N-340 soporta en la actualidad, a su paso por Sagunto intensidades medias diarias superiores a los 30.000 vehículos, de los cuales unos 10.000 son camiones. Hay que tener en cuenta que esta carretera es utilizada también por todo el tráfico que, procedente de la N-234 (futura autovía a Zaragoza), se dirige hacia el norte y que dejará de atravesar Sagunto con la construcción de un enlace directo con la prolongación del by pass. Con todo ello, Sagunto ganará en tranquilidad y en seguridad vial y verá reducida la contaminación. La decisión fue recibida ayer con satisfacción en Sagunto, informa Albert Vidal. El alcalde, Silvestre Borrás, declaró que en 14 meses, que es el plazo dado para la ejecución de las obras, "se solucionará el mayor problema de la ciudad tanto a nivel de tráfico como de contaminación". El alcalde aseguró que el acuerdo supondrá "el despegue económico para la ciudad y una puerta abierta al futuro". Por su parte, el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la Generalitat, José Ramón García Antón, que acudió ayer por la tarde a Sagunto para dar a conocer el proyecto, lo calificó de "vital para el desarrollo económico de toda la Comunidad Valenciana y en especial para Sagunto". Enric Ariño, portavoz de la plataforma Pro Alliberament de la A-7 consideró "fundamental" la presión ciudadana para la consecución de un objetivo que los saguntinos perseguían desde hace años. Una presión que, según Ariño, ha sido "la que ha movido con el paso de los años a las actuaciones de las instituciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999