Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LENGUARECHAZAN VOLVER A HOMOLOGAR LOS TÍTULOS DE VALENCIANO Y CATALÁN

Críticas de la oposición a la censura por el Consell de la muestra del Misteri d"Elx en París

Los partidos de la oposición han criticado duramente la postura mantenida por la Generalitat en el incidente surgido el lunes en la exposición sobre el Misteri d"Elx en la sede de la Unesco en París, cuando la directora general de Patrimonio, Carmen Pérez, instó a la delegación municipal a retirar un panel que afirmaba que el valenciano procede del catalán. La exposición explica todos los entresijos de la Festa ilicitana para contribuir a su designación como Patrimonio de la Humanidad. Tanto Nova Esquerra como el PSPV han asegurado desde las Cortes que la decisicón del Consell perjudica la designación del evento. UV, por su parte, volvió ayer a defender las tesis secesionistas.

Los diputados Jesús Huguet (PSPV-PSOE) y Pasqual Mollà (Esquerra Unida) criticaron que el Gobierno de la Generalitat censurara uno de los paneles explicativos con un texto en el que se indicaba que "la lengua del Misteri es el valenciano, variante dialectal del catalán". El portavoz socialista manifestó a Efe que la lengua "nunca es una razón para comportamientos inciviles y polémicas estériles. La realidad científica de una lengua nunca puede ser ni debe ser causa de divisiones". "El que el origen de la lengua sea uno u otro no tiene nada que ver con la personalidad específica de los valencianos", añadió Huguet. Por su parte, Mollà, portavoz de EU, manifestó que el Gobierno de la Generalitat "ha vuelto a hacer el ridículo más espantoso y, lo que es peor, ha intentado frustrar el éxito de la presentación del Misteri en París con actitudes sectarias y partidistas". El diputado explicó que el texto suprimido es "el mismo que se incluye desde hace años en los llibrets que se entregan a los asistentes a las representaciones del Misteri en Elche". "Zaplana va todos los años al Misteri y nunca ha dicho nada del contenido de esos llibrets", añadió. Mollà aseguró que "el único objetivo del Gobierno de la Generalitat era sectarista: perjudicar a Elche porque el PP no gobierna en esta ciudad. Como no se podían apuntar el éxito, el Gobierno ha hecho notar su presencia de esa deleznable manera". Las críticas a la censura también se desataron en Alicante. "Resulta indignante que se utilice un acontecimiento cultural tan importante para politizar el tema de la lengua", lamentó el secretario general de NE, Josep Albert Mestre. Para Mestre, la exigencia de Carmen Pérez, secundada por el Consell, "no hace más que mostrar, una vez más, la escasa voluntad que tiene de contribuir a la pacificación lingüística". Sin embargo, el cabeza de lista de Unión Valenciana por Elche, Pablo Martínez, emitió un comunicado para defender las tesis secesionistas sobre la lengua que sostiene su partido. "Es demencial que todavía existan actitudes que intenten dilapidar una de las señas de identidad más significativas del pueblo valenciano, como es su idioma diferente y diferenciado de los del resto del Estado español", afirmó Martínez.. Por otra parte, los votos en contra del PP y Unión Valenciana impidieron aprobar ayer en las Cortes una propuesta que pedía que el Consell suprimiera la orden de 1995 que derogó la homologación de los títulos de otras comunidades autónomas referentes al conocimiento del idioma. La iniciativa, respaldada por el PSPV y por Nova Esquerra, fue presentada en la comisión parlamentaria de Cultura por EU-EV, cuya portavoz, María Angeles Martínez, indicó que el objetivo de esta propuesta era "acabar con una situación injusta, insolidaria y muy difícil de explicar". Martínez señaló que, gracias a la orden de 1995, "cualquier persona que tenga el certificado de conocimientos del valenciano puede obtener por ello puntos en oposiciones que se hagan en Cataluña y en Baleares, pero no al contrario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 1999