GUERRA EN YUGOSLAVIA Los bombardeos

La defensa de los puentes

Cuando suenan en la noche las sirenas de alarma, varios cientos de ciudadanos de Belgrado se lanzan a la calle y se dirigen hacia el puente de Brankov sobre el río Sava para convertirse en escudos humanos y defenderlo con sus cuerpos de los misiles y bombas de la OTAN.La destrucción de dos puentes sobre el Danubio en Novi Sad, la capital de Voivodina, 75 kilómetros al norte de Belgrado, advirtió sobre el peligro que corrían los puentes sobre el Sava, que unen la ciudad vieja con Nuevo Belgrado.

Algunos llevan iconos con imágenes religiosas, otros velas como las que en las iglesias ortodoxas se encienden para pedir por las almas.

La noche del miércoles el puente se convirtió en escenario de una auténtica fiesta. Grupos de rock no cesaban de tocar. La gente coreaba "¡Yu-gos-la-via, Yu-gos-la-via!". La presentadora del acto pidió un aplauso "para los que nos guardan, para el Ejército de Yugoslavia". Después pregunta: "¿Seguiremos?". El público responde: "¡Seguiremos!". Luego cayó la bomba en el centro de Belgrado. Por esta noche, el puente de Brankov se salvó.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de abril de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50