Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15.000 personas se quedan en tierra en otra jornada de caos en los aeropuertos

Los aeropuertos fueron ayer, de nuevo, la forma más segura de viajar al caos. Un total de 140 vuelos de la compañía Iberia fueron cancelados. Pero sólo un tercio de estas suspensiones se debió a la huelga de pilotos. El resto de los aviones no despegó porque la compañía no logró reunir a las tripulaciones, ya que, según justificó, se encuentran desperdigadas por efecto de desajustes anteriores (desde el domingo hay problemas). En total, 15.000 pasajeros se quedaron en tierra. Los retrasos también fueron generalizados. Afectaron al 60% de los vuelos de Barajas. Unos 47.000 viajeros de Iberia han anulado su reserva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999