Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Propecia

En mi calidad de Coordinadora del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y de investigadora clínica de Propecia, quisiera manifestar mi honda preocupación por las afirmaciones vertidas por Joaquín Leguina en su tribuna del pasado 23 de marzo (Crecepelos y adelgazantes), referentes a dicha especialidad farmacéutica.El señor Leguina, asesorado no sabemos por quién, afirma categórica y falsamente que con el producto en cuestión, "a la vez que ve crecer el pelo, se le caerá por los suelos su libido y su potencia sexual, y si lo toma en grandes cantidades puede producirse la castración química". Esta afirmación, además de ser completamente falsa, puede causar una alarma injustificada entre la población que puede beneficiarse de un medicamento como Propecia. En los ensayos clínicos llevados a cabo en 1.789 varones de 16 países, entre los que se encuentra el nuestro, los perfiles de seguridad global de Propecia y placebo -control inocuo- no tuvieron diferencias estadísticamente significativas: disminución de la libido (1,8% en Propecia y 1,3% en placebo); disfunción eréctil (1,3% en Propecia y 0,7% en placebo); disminución del volumen de eyaculado (0,8% frente a 0,4% en placebo). Estos porcentajes son similares a los que se encuentran en la población normal y, en cualquier caso, desaparecieron en todos los pacientes al interrumpir el tratamiento e, incluso, en muchos que lo siguieron tomando. Por otra parte, hablar de castración química es simplemente una barbaridad sin ningún fundamento científico.

Más información
Propecia

Hace también alusión el señor Leguina al posible engaño producido en las informaciones sobre este medicamento. En ningún momento se ha engañado a la opinión pública y siempre se ha recomendado la consulta con el dermatólogo como el profesional mejor cualificado para realizar un correcto diagnóstico y prescribir un tratamiento adecuado.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Quiero añadir que, por primera vez, disponemos los dermatólogos de un arma terapéutica, segura y de fácil administración para una patología que preocupa a muchos ciudadanos. Opiniones como la aquí comentada poco contribuyen a una información rigurosa y a un mejor servicio a la salud.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS