Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un aspirante al golf de El Puerto considera ilegal la firma adjudicataria

El abogado Ramón Dávila, cuya oferta para el desarrollo del futuro campo de golf de El Puerto de Santa María (Cádiz) fue rechazada por el Ayuntamiento, considera "absolutamente fuera del ámbito legal" la participación de la Sociedad Corporación Gaditana de Fomento en el accionariado de la unión de empresas que obtuvo la concesión municipal. Según Dávila, Corporación Gaditana de Fomento, compañía participada por la Junta a través del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), tiene como objeto social "la prestación de servicios empresariales relacionados directa o indirectamente con el sector industrial", según el Registro Mercantil de Cádiz. Para Dávila, "resulta evidente que no es posible la actividad de ésta empresa en aquellos trabajos no relacionados con éste sector, como es el caso de esta actividad de urbanización y de promoción inmobiliaria". Dávila incluirá este hecho en la panoplia de acciones legales que ha entablado contra el Ayuntamiento, que adjudicó el proyecto de forma directa, al considerar que el municipio descartó su propuesta sin base real y que concedió trato de privilegio a la oferta competidora. El abogado, que preside el consejo de administración de Valderrama State, que explota el campo de golf de Valderrama, llamó la atención sobre la solvencia económica de Corporación Gaditana de Fomento, "que tuvo una cifra de negocio en 1998 de 2.229.342 pesetas, muy lejos de la cifra de facturación que ofreció el Ayuntamiento para justificar la concesión, que superaba los 7.000 millones". El Ayuntamiento descartó la oferta de Valderrama ante "la mayor solidez económica" de la otra propuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 1999