Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los finlandeses castigan en las urnas a los socialdemócratas con una caída del 5%

Los electores finlandeses optaron ayer por castigar en las urnas al Partido Socialdemócrata, que perdió 11 de sus 62 escaños. Pero la amplia coalición de Gobierno encabezada por el primer ministro socialdemócrata Paavo Lipponen renovará previsiblemente su mandato. Así parecen indicarlo los resultados de las elecciones legislativas celebradas ayer, que asignan a la coalición tres cuartas partes de los votos y 139 de los 200 escaños con que cuenta el Eduskunta (Parlamento).A pesar de haber perdido más de un 5% de los sufragios respecto a los anteriores comicios, el Partido Socialdemócrata mantiene su condición de fuerza política más votada, con un 22,9%. Su hegemonía se vio amenazada a lo largo del recuento por el Partido del Centro, que finalmente obtuvo un 22,4%. De acuerdo con la tradición política finlandesa, serán de nuevo los socialdemócratas quienes conducirán las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno.

La actual crisis europea había llegado en el peor momento para Lipponen, cuyo mayor éxito ha sido la rápida integración del país en todas la estructuras europeas. Y el Partido del Centro, con fuerte raíces agrarias, intentó sacar partido de la situación. "Debemos continuar nuestra política europea. No podemos convertirnos en el país de las excepciones agrarias, salariales, de impuestos... Debemos afrontar los desafíos europeos con entereza", afirmó anoche Lipponen, al tiempo que calificaba de "antieuropeísta" la posición del Partido del Centro.

El principal socio de los socialdemócratas en la coalición, la Alianza Conservadora, emerge con fuerza de los comicios con un 21% de los votos, un 3% más que en las elecciones de 1995. En la coalición también están presentes la Alianza de Izquierda (10,9%) y el Partido del Pueblo Sueco (5,1%). Este panorama augura semanas de difíciles negociaciones para la formación del nuevo Gabinete.

Durante la noche electoral los líderes políticos fueron muy cuidadosos en sus declaraciones respecto a la formación del nuevo Gobierno, que será clave para la Unión Europea, ya que Finlandia ocupará la presidencia de los Quince en el segundo semestre del presente año.

Todos los dirigentes de la coalición confirmaron anoche su disposición a continuar con el actual Gabinete. Así lo manifestaron Sauli Niinistö, ministro de Finanzas y jefe de la Alianza Conservadora; Suvi Anne Simes, de la Alianza de Izquierda; Satu Hassi, de Los Verdes, y Jan-Erik Enestam, del Partido del Pueblo Sueco.

Lipponen ha logrado imponerse a su mala imagen mediática. Su actitud de hombre excesivamente serio fue ampliamente criticada por los medios de comunicación. Concluida la contienda electoral, Lipponen parece haber salvado los muebles y podrá presentarse pasado mañana confirmado en el poder ante la cumbre europea de Berlín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 1999

Más información

  • El partido de Lipponen seguirá encabezando la coalición de Gobierno