Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL LIGAS EXTRANJERAS

El Inter se hunde en el abismo

El técnico rumano Mircea Lucescu dimite tras el 4-0 encajado ante el Sampdoria

El Inter se hunde. Eliminado el pasado miércoles de la Liga de Campeones, también fuera de la Copa de Italia,goleado ayer (4-0) por un Sampdoria que ronda los puestos de descenso, estancado en una novena plaza de la clasificación que aún no le concede la clasificación para la Copa de la UEFA, autor de una serie de 10 partidos sin ganar (desde el 7 de febrero), el Inter de Milán, una de las grandes potencias del fútbol europeo, candidato hace unos meses al título liguero de Italia, vive una de sus más graves crisis. La dimisión, ayer, de Mircea Lucescu, el técnico rumano que llegó al club en diciembre para sustituir a Gigi Simoni, es una escala más en la cuesta abajo.La otra cara de la moneda es la del Lazio. El equipo romano derrotó con facilidad (2-0) y sin apenas esforzarse (Mihailovic logró el segundo tanto en el m.14) al Venezia. Sigue líder, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo, el Fiorentina (2-1 al Piacenza). Sólo hubo una noticia que empañó el inmaculado discurrir del Lazio: Christian Vieri se rompió un dedo del pie izquierdo y no podrá jugar con la selección italiana, contra Dinamarca, el sábado. El Juventus empató (1-1) con el Roma, y el Milan (2-2) con el Bari. El Parma, rival del Atlético en la UEFA, cayó (2-1) ante el Udinese y descendió al cuarto puesto de la Liga.

El Inter es el único grande que se descuelga estrepitósamente de los puestos de cabeza. Lucescu arrojó la toalla en la única empresa que moviliza al club: conseguir un puesto en para jugar en la UEFA. El rumano era un técnico con fecha de caducidad en junio. Ya antes del partido contra el Sampdoria, Lucescu, de 54 años, reconocía su error: "Me equivoqué al aceptar un contrato de sólo siete meses. Y también por elegir siempre jugar bien, dejando en segundo plano el resultado".

Massimo Moratti, el presidente interista, ya había puesto en manos de Marcello Lippi (el técnico que dimitió en el Juventus el 7 de febrero) la tarea de rehacer el equipo la próxima temporada. Pero el hombre más añorado este año por técnicos, dirigentes y aficionados del Inter es Ronaldo. Sus ausencias obligadas por la insidiosa lesión en los tendones que no le abandona, coinciden todos, son la principal y casi única causa de los males del equipo. Ronaldo sólo ha jugado 19 partidos esta temporada con el Inter: 11 en la Liga (nueve de titular), seis en la Copa de Europa y dos en la Copa de Italia. En total, 1.310 minutos con un rendimiento escaso: siete goles (seis en Liga, tres de ellos de penalti, y uno en Copa de Europa), es decir, un tanto cada 187 minutos, cada más de dos partidos. Ridículo para un jugador de su categoría.

Lucescu se aventuró el jueves pasado a precedir que Ronaldo jugaría ayer contra el Sampdoria. Pero el astro, que jugó inútilmente el miércoles contra el Manchester, le frenó en seco. "No se trata de jugar a toda costa", dijo. El sábado se fue a Río a festejar el cumpleaños de su madre y a someter su rodilla a rehabilitación.

Será tarea de Lippi, un avezado técnico que ya sabe lo que es tratar con estrellas (Vieri, Del Piero, Baggio...), recuperar al brasileño para el conjunto. También formará parte de su sueldo la limpia que se cree necesaria entre los jugadores actuales y el fichaje de quienes deban sustituirlos. Las listas ya se manejan con una increíble facilidad que tiene tufo de subasta público. Se da por seguro que dejan el equipo negroazul Bergomi, Colonnese, Djorkaeff, Galante, Milanese, Moriero, Sousa, Simeone, Winter Zamorano y Zanetti. El Parma, el equipo revelación del año, se convertiría en el vivero del nuevo Inter. Los argentinos Verón y Crespo y el francés Thuram deberían convertirse en la columna vertebral del nuevo Inter del siglo XXI.

Copa de la Liga inglesa

Por otra parte, un gol de Nielsen en el m.90 dio ayer al Tottenham Hotspur la Copa de la Liga de Inglaterra. El equipo londinense derrotó por 1-0 al Leicester en la final. En la Liga, el Manchester United derrotó (3-1) al Everton y mantiene cuatro puntos de ventaja en el liderato sobre el Arsenal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 1999