Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige la dimisión de la delegada del Gobierno en Cataluña

La delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, restó ayer importancia al incidente de Cornellà del viernes mientras Iniciativa per Catalunya (IC) y el Partido per la Independència (PI) exigía explícitamente su dimisión y Esquerra Republicana la invitaba "a asumir sus responsabilidades".En contestación a la pregunta del PSC sobre por qué no había policías antidisturbios en las cercanías del Palacio de los Deportes, donde se celebraba el acto del PP que provocó las protestas de los jóvenes y la consiguiente algarada, y sí agentes de paisano, García-Valdecasas señaló que a ella no le compete diseñar dispositivo policial alguno, que no sabe y que para eso están los técnicos.

La delegada del Gobierno, reprochó a los partidos políticos que su comportamiento en otros casos recientes de violencia policial haya sido totalmente distinto al de Cornellà y no los hayan criticado. Se refería a la muerte de un joven en Sabadell de un tiro en la espalda disparado por un policía local tras una larga persecución en coche, el pasado febrero, y al guardia jurado que resultó herido de gravedad en Reus cuando un policía local le disparó mientras, con otras personas, jugaban a la ruleta rusa.

Sabadell está gobernado por Iniciativa per Catalunya y Reus por el PSC, partidos, señalan en la Delegación del Gobierno, que lideran ahora la protesta por un policía que "sólo" sacó su arma y no hicieron nada en sucesos muchísimo más graves, como los dos señalados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de marzo de 1999