Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Warner firmó en enero el acuerdo final para la Ciudad del Ocio de San Martín de la Vega

Al presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, se le conocía la vertiente melómana, pero su vocación de reportero permanecía aún oculta. Hasta ayer. El mandatario madrileño aprovechó sendas preguntas parlamentarias del PSOE e Izquierda Unida sobre la marcha del parque de atracciones (o "temático", en la jerga gallardonista) en San Martín de la Vega para "avanzar una primicia a sus señorías": Time Warner, la multinacional del ocio que gestionará el complejo, ya firmó el pasado 20 de enero con la Comunidad el "acuerdo definitivo" para la Ciudad del Ocio.

La Ciudad del Ocio de San Martín de la Vega va en serio, recalcó ayer Ruiz-Gallardón en su "noticia más importante" de la tarde. Después de dos años de estudios previos, la coincidencia con la Warner, la primera multinacional del entretenimiento, es total. El presidente regional detalló que los responsables estadounidense ultiman estos días con los técnicos de la empresa autonómica Arpegio el diseño definitivo del complejo, que ocupará 151 hectáreas. Los primeros movimientos de tierras comenzarán el próximo mes de mayo y las instalaciones podrán abrir sus puertas al público en marzo del 2002, vaticinó. El grupo Time Warner se reserva la gestión exclusiva del parque y ha aceptado la propuesta regional de que la sociedad explotadora de la Ciudad del Ocio pueda cotizar en Bolsa.El presidente aprovechó los gestos iniciales de sorpresa en los bancos de la mitad izquierda del hemiciclo para permitirse, muy sonriente, una pequeña parodia. "Si hubiéramos ofrecido una rueda de prensa el 21 de enero, anunciando el acuerdo, ustedes habrían dicho: "Aquí está, una vez más, el señor Gallardón con su política de autobombo, propaganda y panegíricos", bromeó. Ruiz-Gallardón insistió en que el proyecto "es una apuesta por el reequilibrio en la zona sur", además de una fórmula para la generación de cerca de un millar de puestos de trabajo.

Su consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, explicó que la Comunidad quería impulsar el proyecto y luego desligarse de él "en dos o tres años". En cualquier caso, admitió que todo dependerá "de quien gobierne en cada momento". El portavoz del PSOE en temas de infraestructura, Fernando Abad, renovó el compromiso de su grupo con el futuro parque, pero se mostró bastante más escéptico con la buena marcha de la operación. En primer lugar, porque el Gobierno autónomo cometió un "error garrafal de descoordinación" al elegir unos terrenos sobre los que diversas empresas yeseras cuentan con derechos de explotación. Y el responsable del desaguisado, agregó Abad, tiene nombre y apellidos.

Indemnización

"El consejero de Economía [Luis Blázquez] debió consultar sus archivos de explotaciones y percatarse del problema. Sin embargo, él mismo ha reconocido esta semana en la Asamblea que habrá que indemnizar a las yeseras con no menos de 400 millones de pesetas", relató.El parlamentario socialista también acusó al Ayuntamiento de Madrid de intentar boicotear el proyecto, ya que, según dijo, el gobierno municipal "se encuentra detrás de la demanda que el Parque de Atracciones ha presentado en Bruselas por supuesta competencia desleal". El portavoz del PP, Manuel Cobo, le enmendó la plana: "Acaso por su actual esquizofrenia, el PSOE olvida que el único que se ha opuesto al parque temático en el Ayuntamiento de Madrid es su grupo de concejales".

Pero las consideraciones más severas salieron ayer de boca del portavoz de IU, Ángel Pérez. Tras escuchar la "primicia" del presidente señaló: "Hay que felicitar a Time Warner porque, además de Bugs Bunny y el Pato Lucas, cuenta desde este momento con Ruiz-Gallardón en el papel del Mirlo Blanco". Desde su perspectiva, el Gobierno regional "está empleando el territorio de los madrileños para favorecer la especulación de negocios privados", puesto que la Warner "sólo tiene que venir, colocar los muñequitos, colonizar culturalmente este país un poquito más y llevarse los beneficios a cambio de generar empleo precario". Cobo le respondió que IU es un partido "anticuado y un lastre para el progreso de la región".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 1999

Más información

  • El Gobierno anuncia que el parque abrirá en el 2002, el PSOE lo duda e IU abomina del proyecto