La obra del cineasta Chris Marker, en el Centro de Arte Contemporáneo

El cineasta francés Chris Marker (Neuilly-sur-Seine, 1921), un creador independiente del que los críticos dicen que hace cine-ensayo, iniciará hoy en Sevilla la programación audiovisual del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). El proyecto incluye la proyección de 13 películas que Marker ha realizado entre 1962 y 1996, así como tres instalaciones en las que el francés utiliza trabajos para televisión y ordenadores. Una de estas instalaciones, en las que colabora la artista Laurence Rassel, será el resultado de un taller en el que los participantes introducirán fragmentos de su memoria personal.

"La obra de Chris Marker es como un ensayo social, político e histórico, pero en lugar de tener un soporte literario, se presenta en imágenes", comenta Esther Regueira, directora del proyecto. Las películas de Marker son prácticamente desconocidas en España, aunque el ciclo que se presenta ahora en Sevilla se proyectó hace dos meses en la Fundación Tàpies de Barcelona. Hasta la fecha sólo se ha estrenado Sans soleil (1982), que pudo verse en la Filmoteca de Andalucía en 1993. El ciclo se proyectará, desde hoy y hasta el día 26, en la iglesia del monasterio de La Cartuja, sede del CAAC, en versión original y con traducción simultánea al castellano. La entradas son gratuitas. El cineasta ha pedido al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo que en el ciclo se incluya la proyección de Tríptico elemental de España, de José Val del Omar (Granada, 1904-Madrid, 1982). El artista francés conocía la obra del granadino y valora su aportación "innovadora y visionaria al género". La obra de Val del Omar, compuesta por tres cintas de una duración no superior a 24 minutos, se proyectará el próximo día 25 precedida de una presentación de Gonzalo Saenz de Buruaga y José Luis Chacón. Las instalaciones Zapping Zone e Immemory, que podrán visitarse hasta el 4 de abril, pertenecen al centro George Pompidou de París. "En Zapping Zone, Marker presenta en distintos monitores y de forma simultánea paseos por ciudades como Berlín o Tokio. Mezcla sus recuerdos personales con músicas e imágenes de las televisiones locales. En sus obras siempre está presente la memoria social", explica Esther Regueira. La puesta en marcha de la programación audiovisual incluye también la presentación de la pieza Video viewing station, de Andrea Blum. Se trata de una obra, entre el arte y la arquitectura, diseñada para albergar pantallas que el público puede manipular. La obra, adquirida por el CAAC, ofrece en esta ocasión trabajos de Marker para la televisión, pero permanecerá en la biblioteca del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de marzo de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50