Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campaña del candidato para ganar la confianza electoral de escritores y artistas

José Borrell está llevando a cabo una campaña de toma de contacto con escritores, cineastas y artistas para adentrarse en un mundo con el que ha tenido poca relación y al que quiere acercarse sin que exista de por medio una campaña electoral. Hasta ahora ha conversado, en almuerzos privados, con unos 50 representantes del mismo, entre ellos Francisco Umbral, Elías Querejeta, Miguel Bosé o Antonio Resines.Mañana, día 25, los socialistas presentarán una Iniciativa Ciudadana de Apoyo a Borrell integrada principalmente por escritores, cineastas y artistas. Pretende ser una plataforma de movilización con vistas a las elecciones. Los colaboradores del dirigente socialista han evitado, sin embargo, utilizar el término plataforma para no recordar las que pusieron en marcha, un tanto al margen del aparato del partido, para impulsar la presencia social de Borrell antes de que el Comité Federal zanjase la crisis de la bicefalia. Borrell y su equipo defienden que para ganar las próximas elecciones es imprescindible conectar con un tipo de electorado progresista que no quiere ligaduras con un partido y que se alejó del PSOE por los casos de corrupción.

Borrell ha mantenido en los últimos meses almuerzos con destacadas figuras de la literatura, el cine, la pintura y el teatro para entablar un conocimiento personal, escuchar sus opiniones y exponerles sus puntos de vista. Una fórmula semejante a la del presidente del Gobierno, José María Aznar, que almuerza en La Moncloa los viernes con personalidades ajenas a la política.

El candidato socialista ha querido entablar esa relación con suficiente antelación a las elecciones para que no parezca supeditada a un interés inmediato. La primera comida la tuvo poco antes del verano en casa de Miguel Bosé a iniciativa del cantante, que la organizó e invitó también al pintor Eduardo Úrculo y al bailarín y coreógrafo Nacho Duato. Tras las vacaciones, Borrell comió con los escritores y poetas Félix Grande, José Hierro, Luis Landero y Luis Carandell. En otra reunión similar conversó con Francisco Umbral, Ángel González, José Manuel Caballero Bonald, Juan José Armas Marcelo, Miguel García Posada, Beatriz Moura y Luis García Montero.

Semanas después, en un almuerzo organizado por Adolfo Marsillach, Borrell estuvo con destacados profesionales del teatro: además de Marsillach, José Antonio Hormigón, José Luis Gómez, Alonso de Santos, Juan José Granda y Juan Mayorga. En noviembre se reunió con representantes de la Sociedad General de Autores, entre los que estaban Teddy Bautista, Manuel de la Calva, Ana Diosdado, Ramoncín, Antonio Giménez Rico, Antonio García Abril y José Nieto. La última cita ha sido en enero: Elías y Gracia Querejeta, Imanol Uribe, Antonio Resines, José Luis Cuerda, Fernando León, Enrique González Macho, Fernando Bovaira y Enrique de las Casas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999