Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA, SIGLO XXI

"Para una empresa, un contrato es siempre mejor que una subvención"

FERNANDO FRANCOFÍSICO Este físico electrónico, que desde Sevilla vigila para que las piezas de los satélites vayan perfectas a su destino, no tiene bastante con presidir Tecnológica, la única empresa española dedicada a tales menesteres, sino que tiene vocación de emprendedor. Fernando Franco, incansable y persuasivo, se ha impuesto como deber apoyar cualquier idea que suene a negocio.Tecnología, a pesar de la fonética, no ha sido tradicionalmente una buena rima para Andalucía. Sin embargo, hay andaluces que se empeñan en hacer la consonancia y, a la vista de los resultados, lo están consiguiendo. Fernando Franco (Sevilla, 1953) es un físico electrónico que se lo han rifado empresas del sector como la División Aeroespacial de Construcciones Aeronáuticas (CASA) o la Agencia Europea del Espacio. Su elección, arriesgada en su momento, fue la creación de una empresa que, desde Sevilla, controla la calidad de los componentes electrónicos de los satélites. Franco es presidente desde 1986 de Tecnológica (Central de Aprovisionamiento y Diseño para Tecnología Espacial, SA) y participa en el foro Andalucía Nuevo Siglo, convocado por el Gobierno de la Comunidad, dentro de la comisión Andalucía una Sociedad Tecnológicamente Avanzada. Pregunta. ¿Tecnológicamente cómo está Andalucía en comparación con el resto de Europa? Respuesta. Mientras que en sectores como el económico o el empleo, estamos reduciendo la distancia que nos separaba del resto de Europa, en lo tecnológico no se está logrando. La fortaleza de un sistema económico se refleja en la competitividad de sus empresas. P. ¿Por qué se produce este crecimiento desacompasado? R. Uno de los males endémicos de Andalucía es que siempre ha esperado a que sean las empresas de fuera las que vengan a invertir aquí. Eso tiene un efecto positivo a corto plazo: generan empleo, pero, a largo plazo, el beneficio no se invierte en Andalucía. Hay un dato muy significativo: las 500 mayores empresas del mundo sólo invierten en Investigación + Desarrollo fuera de los países de origen un 10%. P. ¿Cómo cree usted que se solucionaría el problema? R. Uno de los caminos sería utilizar la capacidad pública de inversión en beneficio de una política industrial. Nunca ha habido directrices de compra que contribuyan al desarrollo de las empresas. En general, las ayudas se han limitado a las subvenciones que, en mi opinión, son una herramienta coja. P. ¿Qué desventajas encuentra en la política de subvenciones? R. A veces se han generado demasiadas expectativas y hay gente que se monta el cuento de la lechera. Conozco planes de negocios buenos que se han deformado para poder adaptarse a una subvención. Un empresario emprendedor necesita otros apoyos, necesita inversores que pueden ser otros empresarios o sociedades financieras. P. Un grupo de empresarios y profesionales andaluces está intentando apoyar a esa gente emprendedora. R. En marzo de 1998 nos reunimos 10 personas entre empresarios, los responsables de los parques tecnológicos de Málaga y Sevilla, catedráticos e investigadores y pusimos en marcha el Foro de Ideas Empresariables (Fides) en Cartuja, es un foro independiente y con fines no lucrativos. Nos reunimos una vez al mes y oímos a gente que viene con planes de negocio y quiere saber nuestra opinión sobre la viabilidad del proyecto. Además, en cada reunión invitamos a expertos del sector sobre el que vamos a tratar. Nosotros sabemos que estamos inmersos en la sociedad de la comunicación, la información y la imaginación y, en este sentido, Andalucía puede estar tan bien situada como cualquier otra región para usar las nuevas tecnologías. P. ¿Cual es el filón que tiene la comunidad y que aún no se ha descubierto? R. La formación académica que tiene su gente. Hay muchísimos universitarios bien formados. Los universitarios andaluces representan el 16% de los que hay en toda España. Los campos emergentes son, por ejemplo, los de la comunicación y todos los servicios que se crearán gracias al cable. P. ¿Cree usted que la educación universitaria debería ser más especializada? R. La formación siempre ha sido muy generalista, pero no pienso que eso sea una desventaja. Por ejemplo, cuando trabajamos en el extranjero a los españoles se nos considera aptos para adaptarnos a cualquier tipo de actividad. El problema es la falta de estructura empresarial en la que puedan trabajar esas personas. P. ¿Qué podría hacer la sociedad civil para apoyar a los empresarios andaluces? R. Es necesario un cambio en la sensibilidad social. El empresario ha estado denostado, por nuestro pasado en el que abundaban los terratenientes, al empresario se le ha considerado un explotador del trabajador, pero habría que aprender a verlo como alguien que apuesta por la sociedad y crea puestos de trabajo y riqueza. P. ¿Es la improvisación uno de los grandes defectos de Andalucía? R. La falta de planificación es un lastre importantísimo, pero es algo que afecta a toda España. P. ¿Qué es más necesario para la comunidad la inversión en tecnología o en información? R. Hay que fomentar los canales informativos porque, por ejemplo, para los empresarios es más importante conocer cuáles serán las necesidades de la Administración y poder realizar ofertas, que las subvenciones. En cualquier país europeo, el Gobierno convoca concursos de ideas para que las empresas puedan empezar a producir los bienes que la administraciones necesitarán a medio plazo. Para una empresa, un contrato es siempre mejor que una subvención que sólo fomenta el perseguir el dinero fácil. P. ¿Ha tenido una empresa tan especializada como la suya algún problema por estar ubicada en Andalucía? R. No, ninguno. Tecnológica ofrece un servicio de suministro de componentes electrónicos de alta fiabilidad para proyectos espaciales y nosotros centralizamos toda la gestión aquí. Es la única empresa española de este tipo y en Europa somos líderes. P. ¿Qué ha supuesto la convocatoria del foro para Andalucía? R. Es una gran oportunidad pero lo que hemos hecho no es suficiente. Espero que esto sea el prefacio de la obra, lo que habría que hacer ahora es desarrollar esas propuestas y que se implique la Administración.

"La falta de planificación es un lastre, pero es algo que afecta a toda España"

Fernando Franco Sevillano, 46 años. Es licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Sevilla. Trabajó en la Agencia del Espacio Europea (Holanda) de 1980 a 1985. Fundó y preside Tecnológica desde 1986.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1999