Brooke Shields protagoniza una nueva serie de Canal +

Brooke Shields regresa a televisión con la serie De repente, Susan, una producción que Canal + estrena esta tarde (15.00) y que emitirá de lunes a viernes. La telecomedia cuenta las peripecias de Susan Kane, una joven que planta a su acaudalado novio en el altar para iniciar una vida como mujer soltera e independiente. Con el único apoyo moral de su abuela y la complicidad del hermano de su ex prometido, la protagonista afrontará los miedos y los retos de la vida sin ataduras, dueña por primera vez de su propia existencia. Un editor, considerado la oveja negra de la familia, no dudará en ofrecerle un empleo como columnista en su revista, The Gate, para que hable de su nueva etapa personal.La actriz se convirtió en una celebridad a los 12 años de la mano de uno de los cineastas más importantes de la nouvelle vague: Louis Malle. Durante su etapa americana, el director francés le ofreció un papel como adolescente prostituta en La pequeña, una película que causó enorme polémica en su estreno. Después de protagonizar dos largometrajes típicos de quinceañeros, El lago azul y Amor sin fin, que aunque gozaron de cierta popularidad no lograron los beneficios comerciales necesarios, su estrella empezó a decaer.

Con el paso del tiempo quedó relegada a proyectos menores y a esporádicas apariciones como invitada especial en productos televisivos. Precisamente, su vuelta a la pequeña pantalla como actriz principal en una serie se produjo gracias a una de esas intervenciones. Su paso por un capítulo de Friends llamó la atención de los magnates de Warner Bross, que decidieron fabricar una historia a su medida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 1999.