ERC propone que el Parlament estudie la reforma del Estatuto

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) planteó ayer de nuevo la reforma del Estatuto de Autonomía. En esta ocasión propone crear una comisión del Parlament que estudie las modificaciones precisas para mejorarlo y ponerlo en condiciones de "afrontar el siglo XXI". La reforma del Estatuto fue una de las condiciones de cumplimiento inexcusable que ERC impuso a Jordi Pujol en 1980 para votar a favor de su primera investidura como presidente de la Generalitat. Pujol no la cumplió, pero eso no impidió que ERC continuara apoyándole hasta 1987 a cambio de otras compensaciones. Pero ahora parece haber una coyuntura más favorable para emprender la reforma. Tras 19 años de gobernar en Cataluña, Convergència i Unió (CiU) está llegando a la conclusión de que algunas mejoras en el autogobierno exigen cambios en el marco político general. Duran Lleida El líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, expresó ayer esta posición en lo que respecta a su partido. En una conferencia dictada en La Garriga, Duran dijo que su propuesta "no es de reforma de la Constitución, pero sí de relectura". Añadió que conviene ya "concretar si debemos utilizar el artículo 150.2 de la Constitución u otros mecanismos constitucionales, o incluso si hemos de retocar el Estatuto". También las posiciones adelantadas por Pujol en los últimos tiempos apuntan en esa dirección. Las pretensiones del presidente de colocar la soberanía de Cataluña en términos equiparable a la de antes de 1714, durante le época de los Austrias, parecen difícilmente alcanzables con el actual marco estatutario. La propuesta de ERC recoge por lo demás, como recordó ayer Carod, la planteada por el candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat en las elecciones de 1995, Joaquim Nadal. En una entrevista que mantuvieron Carod y Pasqual Maragall el pasado mes de octubre, el ex alcalde de Barcelona y rival de Pujol en las próximas elecciones se mostró también dispuesto a emprender la reforma del Estatuto. Carod expondrá esta propuesta a CiU y el Partit dels Socialistes (PSC) en las próximas semanas. Para preparar el terreno el dirigente republicano se extendió ayer en acusaciones a CiU, a los socialistas y al PP sobre la forma en que han dirigido el desarrollo constitucional y estatutario. De CiU y el PSC dijo que han practicado una política de "dar una de cal y otra de arena". Dijo que Pujol "enarbola por la mañana la Declaración de Barcelona, que propugna un Estado plurinacional, y por la tarde se la ofrece en bandeja a Aznar". Del federalismo de Maragall dijo que los socialistas no lo han aplicado cuando tenían la ocasión de hacerlo, y del Gobierno del PP y el PSOE, que son los campeones de la "involución autonómica" y que están formando un "frente nacional" contra la diversidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50