Iniciativa parlamentaria en Rusia para que Murdoch no compre la TV pública

Un grupo de diputados rusos han elaborado un proyecto de ley para impedir que las acciones del primer canal ruso ORT, siglas que en español corresponden a las de Televisión Pública Rusa, no puedan ser vendidas a extranjeros. Los diputados, entre los que hay representantes de diversos partidos políticos que reúnen la mayoría en la Duma Estatal, se decidieron a actuar al enterarse que el magnate Borís Berezovski, que de hecho controla ORT, estaba en conversaciones para que Rupert Murdoch comprara el 20% de las acciones del primer canal. ORT ha tenido últimamente serios problemas económicos y el año pasado estuvo al borde de la bancarrota. El primer canal de televisión se salvó sólo después de que interviniera el presidente Borís Yeltsin y prometiera que el Vnesheconombank daría un crédito de unos 14.800 millones de pesetas. ORT tuvo que dar como garantía el 20% de sus acciones. Como muestra la práctica rusa, se sobreentiende que el canal no devolverá el crédito y las acciones se venderán.Pero Berezovski, que tiene el 12% de las acciones de ORT, es quien corta el bacalao en el primer canal. El magnate ruso, que ahora está en una guerra abierta con el primer ministro, Yevgueni Primakov, pretende mantener el control del canal gracias a su unión con Murdoch. Berezovski -que ya controla otros medios- afirma que sólo quiere crear una empresa conjunta para vender publicidad en Rusia y el extranjero. El proyecto de ley que estudia ahora el Gobierno, además de prohibir que las acciones de ORT puedan ser vendidas a extranjeros, fija que el 51% de éstas deben permanecer en manos del Estado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS