El Vaticano pide a los divorciados que sean castos si se casan de nuevo

Los divorciados que se vuelvan a a casar deberán separarse de su nueva pareja o vivir como "hermanas y hermanos y en total abstinencia", tal y como exige un manual de la Congregación vaticana para la Doctrina, según recogió ayer la agencia de los obispos italianos SIR. El cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de esta congregación, afirma que para acceder al sacramento de la comunión, los divorciados vueltos a casar "deberán a cambiar su situación para no contradecir la indisolubilidad del matrimonio". Y hacerlo con la asistencia "prudente y paternal de un confesor".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción