Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

PINO D"ANGIO CANTANTE "Yo pongo de italiano el cachondeo, las ganas de vivir, la ironía"

Pino D"Angio (Pompeya, Italia, 1958) saltó a la fama mundial en 1980 con la canción Ma quale idea, el primer rap europeo, como él mismo asegura. Este cantante, autor de la música y la letra de sus temas, actuó anoche en Vitoria junto con otros dos pesos pesados de la música italiana, Sandro Giacobbe (el de la famosa Señora mía) y Tony Dallara (popular desde 1950 con Come prima) en un espectáculo denominado Canta Italia. Pregunta. ¿Decir canción romántica es hablar de Italia? Respuesta. Yo creo que la canción romántica es un fenómeno humano, depende del carácter de la gente. No sólo los italianos son románticos, son los románticos los que son románticos. Sin quedarnos en el sur de Europa, los americanos han hecho muchísimos temas románticos. Aunque sí se podría hablar de una corriente de música mediterránea. Pero el fenómeno del amor es algo común a todo el mundo, por lo que es normal que los compositores cuando están enamorados (o porque hay un buen mercado potencial) se dediquen a escribir canciones de este tipo. P. Sin embargo, usted no responde al arquetipo de cantante melódico italiano. R.Yo tengo una particularidad dentro del mundo de la canción en Italia. Compongo temas que no parecen italianas. Por ejemplo, Ma quale idea fue el primer rap europeo y no tenía nada de nuestra tradición musical. Evelonpappá evelonmammá tampoco tenía nada de italiano. Yo pongo de italiano el cachondeo, las ganas de vivir, la ironía. Es quizás la aportación de mis orígenes napolitanos. P. ¿Y en cuánto a los contenidos de sus letras? R. En eso tampoco sigo la tradición romántica. Por hablar de mis dos canciones más famosas en España, Ma quale idea es una burla del clásico playboy, del ligón de playa, y Evelonpappa... es una evocación en tono de broma de la infancia. P. El éxito de la canción italiana en España ha venido también en parte por la dulzura del idioma. R. Tal vez sea así, pero esto es muy extraño porque ha sido en los últimos 30 años cuando la canción italiana ha salido de sus fronteras. Hasta los años sesenta era más bien al contrario: había muchos temas en español que triunfaban en Italia, como Cuando calienta el sol, que fue como una persecución durante muchos años. Además muchos intérpretes italianos cantaban en castellano como si fueran españoles. Creo que es un fenómeno normal. Para nosotros, la lengua española es exótica, fascinante; para el español es al contrario. Cada uno mira siempre el jardín de su vecino. Por poner un ejemplo, para mí la expresión "te quiero" suena mucho más linda que "te amo". P. ¿Cuándo decidió dedicarse a la canción? R. Yo he sido cantante por casualidad. Hasta los 26 años nunca pense en dedicarme a esta profesión. Tenía otra historia completamente diferente. Vivía en Siena, donde me gradué en Medicina. Allí, en broma, comencé a cantar en un cabaret, donde me vio un productor que me ofreció grabar un disco. Después de dos que fueron un fracaso, llegó Ma quale idea, que me cambió la vida. P. Y en la actualidad está trabajando en la televisión. R. Después de veinte años cantando, me apeteció dedicarme a otras cosas. Así que ya llevo siete años presentando dos programas de radio y uno de televisión, de contenido más que humorístico, sarcástico. Ahora estoy en conversaciones para presentar una versión de mi programa en una cadena de televisión española. P. ¿Cuál es el motivo de burla en sus programas? R. Se trata de poner en evidencia los tópicos de los presentadores de televisión, de reírse del medio. Es un programa que se podría llamar desestabilizante, incisivo. Creo que en España podría tener éxito una versión porque me parece que no se hace nada parecido. P. Ma quale idea ha sido su mayor éxito. ¿Es también su canción preferida? R. Aunque parezca un tópico, sí es la canción que más quiero. Tenga en cuenta que vendí más de siete millones de discos en dos años y que después de Volare es la única canción en italiano que ha entrado en las listas inglesas. Ma quale idea me ha cambiado la vida. Y es que nunca es el artista el que decide el éxito de una canción, es el público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de febrero de 1999