Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa prepara la junta decisiva de Enersis tras su primera derrota

Santiago de Chile

Los ejecutivos de Endesa están estudiando detenidamente los resultados de la junta de accionistas del grupo chileno Enersis celebrada el pasado jueves para elaborar una estrategia que permita salvar los 250.000 millones invertidos ya en Chile y los 207.000 millones de nueva inversión anunciada. En la junta del jueves, en contra de la posición de la empresa española, se aprobó la venta del 25,3% del principal activo del grupo, la generadora Endesa Chile.

El examen de la votación (54,8% a favor de la venta y 36,4% en contra) es importante para preparar la junta verdaderamente decisiva para los intereses de Endesa, que se celebrará el día 24 y que deberá decidir si se aprueba o no una modificación de los estatutos para elevar el porcentaje de participación de un único accionista. Endesa, que controla un 32% de Enersis, está enfrentada a los fondos de pensiones chilenos, que controlan otro 30% del grupo.

La compañía que preside Rodolfo Martín Villa quiere que se apruebe una modificación de los estatutos de Enersis para aumentar el porcentaje autorizado de control hasta el 65% y desarrollar una OPA, ya anunciada, que le dé el control del grupo de una vez por todas.

Tras el recuento de la primera junta del jueves, Endesa ya sabe que cuenta con escasos apoyos. En la oposición a la venta del 25,3% de Endesa Chile sólo estuvo apoyada por una gestora de fondos de pensiones, Planvital, y por el grupo Lucksic, con poco más del 4% del capital.

Resultado previsible

Tras la junta, el director general de Endesa, Alfredo Llorente, dijo que el resultado "más que previsible" no cambia en nada el curso de los acontecimientos, ya que -recordó- está en pie una OPA para controlar Enersis. Pero si el ambiente que se vivió la noche del jueves en un atiborrado hotel santiaguino se vuelve a repetir el día 24, será muy difícil que Endesa logre aglutinar una mayoría que apruebe aumentar su límite de control.

Una prueba del ambiente adverso al que debe enfrentarse Endesa en Enersis fue el momento que vivió el director de planificación de la eléctrica hispana, Luis Rivera, quien cuando se aprestaba a intervenir ante los accionistas presentes fue acallado con abucheos. Alfredo Llorente, en todo caso, reconoció que de ejecutarse la venta de la generadora Endesa Chile, y si no es aprobado el aumento del límite de concentración en Enersis, "querría decir que nos hemos equivocado estrepitosamente y tendremos que replantearnos nuestra vía de expansión en Latinoamérica".

De cumplirse los malos pronósticos, los más de 250.000 millones de pesetas que ha invertido Endesa en el grupo chileno quedarán como una simple inversión financiera. Llorente ni siquiera quiere pensar en que "se hayan perdido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1999