Reportaje:

Sin Jordan, pero NBA

Indiana y Utah, favoritos en el breve campeonato que empieza hoy

Hoy comienza una era en la NBA tras la marcha de Michael Jordan, el mejor jugador de todos los tiempos. Con el nuevo convenio colectivo en marcha, la paz social estará asegurada durante los próximos siete años. Y el comisionado de la NBA, David Stern, cree que en esta reducida temporada de 1999 los 29 equipos de la Liga tienen posibilidades de lograr el éxito. La realidad es que al menos 10 de ellos no están capacitados, ni siquiera, para optar a las rondas finales. Y aunque docenas de jugadores han cambiado de equipo durante las tres últimas semanas, el equilibrio de poder en las dos Conferencias no parece haber cambiado lo suficiente como para producir una modificación radical en la clasificación final. Todo el mundo del baloncesto lamenta la marcha de Jordan y el final de la ya histórica dinastía de los Chicago Bulls, excepto en un enclave: el Estado de Indiana. Allí el baloncesto es una religión. Pero en el territorio de los Hoosiers celebran con alegría la marcha del ídolo. Michael ya no podrá atormentarles nunca más. De repente, los Indiana Pacers se han convertido en el equipo a batir.

FAVORITOS

Indiana Pacers: ahora que la máxima estrella de la Conferencia Este no es Michael Jordan, los Pacers pueden tener dos estrellas juntas en el equipo: el alero Reggie Miller y, por supuesto, el entrenador Larry Bird. Los Pacers de Bird son un equipo que trabaja duro. Amplio banquillo (Sam Perkins, Antonio Davis, Jalen Rose, Derrick McKey) y toneladas de experiencia (Miller, Chris Mullin, Rik Smits, Dale Davis y Mark Jackson). Se quedaron a un partido de distancia de las finales el año pasado (en el último cuarto del séptimo encuentro frente a los Bulls llegaron a contar con tres puntos de ventaja). La mayoría de los jugadores han estado entrenando durante los tres últimos meses del cierre patronal. Si mejoran sus promedios reboteadores, los Pacers serán difíciles de batir. Pronóstico: campeones de la NBA. Utah Jazz: ahora o nunca para los Jazz. Tienen el mismo deseo y la misma ambición que el año pasado. Pero, desgraciadamente, son un año más viejos. Han entrenado juntos durante el cierre patronal -sin tanta publicidad como los Pacers-. Karl Malone (35 años) está feliz en Utah y John Stockton (36) es el líder de un equipo sólido, duro y rocoso. Con Jeff Hornacek (35), Ostertag y Byron Russell, los Jazz tienen un quinteto fortísimo y con experiencia en dos finales. Howard, Eisley, Adam Keefe y Shandon Anderson aportan mucha calidad desde el banquillo. Pronóstico: tercera final NBA consecutiva.

CANDIDATOS

New York Knicks: un equipo cargado de talento en todos sus frentes. Han conseguido el fichaje de Latrell Sprewlel: un jugador de gran clase y temperamento extraño. Su concurso será decisivo para un equipo inconsistente en el tiro exterior en los últimos años. Marcus Camby aporta frescura, juego interior y tapones. Con Patrick Ewing, Houston y Larry Johnson, los Knicks tienen un equipo tremendo. La duda es si el equipo tendrá unidad y cohesión interna. Pronóstico: muy lejos en las rondas finales.San Antonio Spurs: el mejor dúo de hombres altos de la Liga: David Robinson y Tim Duncan. Mario Elie y Steve Kerr aportan juego exterior y defensa a un equipo que está llamado a ser muy fuerte en el futuro inmediato. Tremendo equipo defensivo. Si su ataque mejora, como es previsible, los Spurs pueden llegar al máximo. Pronóstico: a un paso de las rondas finales.

Miami Heat: el dúo Tim Hardaway-Alonzo Mourning es impresionante. Pero a los Heat les falta un jugador de nivel estelar (perdieron a Barry y no consiguieron fichar a Sprewell) para acceder a la final. Necesitan una buena producción de su alero Jamaal Mashburn. Con Pat Riley en el banquillo, los Heat serán difíciles de batir. Pronóstico: hasta la segunda ronda.

Houston Rockets: los Rockets tienen un tremendo trío de jugadores interiores: Olajuwon, Barkley y Pippen. Pero entre los tres jugadores promedian 35 años de edad. Si se mantienen sanos y aguantan el ritmo de una temporada compacta y frenética como ésta, los Rockets pueden aspirar a todo. Pronóstico: muy cerca de los finales de Conferencia.

New Jersey Nets: los Nets son un equipo joven cargado de futuro. En una temporada corta e intensa, la frescura cobra una importancia capital. Jayson Williams es su poder interior, y Keith van Horn, un gran anotador. Atención a Karry Kittles si se recupera de su lesión.Un equipo en alza que pretende equilibrar su gran juego de ataque con una mayor intensidad defensiva. Pronóstico: Un equipo para tener un buen recorrido en las rondas finales. Los Angeles Lakers: Los Lakers tienen al mejor pivote de la NBA: Shaquille O"Neal. Junto a él, el joven más prometedor de la Liga: KobeBryant. Pero falta un alero fuerte que pueda rebotear y defender para completar un equipo campeón. A pesar de todo, si el equipo sigue progresando, los títulos podrían volver pronto. Pronóstico: como mínimo un par de rondas en la fase final.

EQUIPOS DE "PLAYOFF"

Phoenix Suns: Luc Longley no es un excelente pívot, pero tiene experiencia y anillos de campeón. Tom Gugliotta es un fuera de serie que hace subir varios peldaños a un equipo. Les falta banco y acoplar el equipo. Excelentes tiradores. Pronóstico: no durarán mucho en la fase final. Portland Trail Blazers: Damon Stoudamire y Sabonis (la columna del equipo) han renovado y se quedarán mucho tiempo. Isaiah Rider es un gran base, pero su comportamiento es una incógnita. Pronóstico: no irán más allá de la primera ronda.

Seatlle Supersonics: se mantiene el núcleo de jugadores veteranos: Payton, Schrempf, Baker. El nuevo pívot, Polynice, y su reserva, el esloveno Stepania, no llegan a las prestaciones de Sam Perkins, ni a la presencia de McIlvaine. Pronóstico: sería una sorpresa si pasan a segunda ronda.

Minnesota Timberwolves: la pérdida de Gugliotta es muy importante para los Wolves. Joe Smith es muy bueno, pero no llega al nivel del nuevo alero de Phoenix. Kevin Garnett es el futuro y Stephon Marbury debe responder a las expectativas. Pronóstico: una ronda y vacaciones.

Detroit Pistons: Grant Hill es el heredero que la NBA quiere coronar como el nuevo Jordan. Pero al menos que Hill consiga lo que Michael consiguió para los Bulls, los Pistons son un buen equipo sin más. Dumars aporta veteranía, y Bison Dele (antes Brian Williams), presencia interior. Pronóstico: no deberían durar más que una ronda en la fase final.

Orlando Magic: Penny Hardaway e Issac Austin pueden formar una excelente pareja para los Magic. Horace Grant tiene todavía un par de buenos años. Pronóstico: esta temporada, Chuck Daly llevará a su equipo a las rondas finales, de las que estuvieron ausentes el año pasado.

Cleveland Cavs: Shawn Kemp se presentó con más de veinte kilos de sobrepeso al primer entrenamiento de la temporada. El lituano Ilgauskas es el jugador clave en el juego interior. Pronóstico: suficiente calidad para acceder a las rondas finales, sobre todo si Kemp se pone a dieta.

Atlanta Kawks: se ha ido Christian Laettner, un jugador importante par jugar cerca de los tableros. Alan Henderson se convierte ahora en un jugador decisivo para la buena marcha del equipo. Steve Smith y Dikembe Mutombo son el eje de un equipo falto de banco. Pronóstico: Se clasificará con facilidad para las rondas finales..

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50