Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:COMER BIEN

El viejo Zortzi

,Daniel García no es sólo un cocinero vanguardista y un creador incansable sino que en la década de los ochenta fue uno de los revulsivos claves de la culinaria vizcaína, que la hizo despertar de su letargo. Este genial chef ha vuelto a la casa madre, sin desatender su buque insignia, el Zortziko, y ha reabierto recientemente aquel barcito que fundó con sus hermanos en el año 1981, en la calle Licenciado Poza de Bilbao. En este revival, rebautizado como El viejo Zortzi, se pretenden metas menos sofisticadas. Se trata de un bistrot al estilo del país, en el que la barra está repleta ahora de atractivas tapas y suculentas raciones. Los géneros son idénticos a los del restaurante de lujo si bien se ha desprovisto de encarecimientos que resultan prohibitivos, como en su afamado rissoto de bacalao, lógicamente sin trufa. Entre las raciones de entrada se pueden destacar el pulpo sobre tosta de manzana y la delicada y rústica a la vez oreja de cerdo rellena de foie gras. Su incombustible ensalada de bacalao con aguacate y verduras es la de siempre, pero con una presentación más simple, por razones obvias de estructura de su cocina. Brillante el apartado cárnico con estofados y guisos que acreditan muy buena mano y postres caseros más que correctos. La carta de vinos corta pero adecuada y el servicio muy por encima de la media no sólo de los bares de su entorno sino de los de muchos establecimientos de postín. Precios atractivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de enero de 1999