Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ilusionismo muestra su vitalidad en unas jornadas que terminan hoy en Vitoria 200 profesionales y aficionados a la magia participan en el certámen Magic-Gasteiz

Cerca de 60 profesionales de la magia y 150 aficionados demostraron ayer en Vitoria que esta disciplina continúa muy viva, a pesar de los polémicos programas televisivos que desvelan los trucos con que los magos asombran al público y tratan de devaluar la profesión. El sexto certamen Magic-Gasteiz termina esta tarde, tras haber reunido a magos llegados de diversos puntos de España y varios países extranjeros.

Además de debatir sobre las últimas técnicas en la materia, experiencias novedosas y nuevos trucos, este encuentro en Vitoria sirve para homenajear al patrón de los magos, san Juan Bosco, cuya festividad se celebra hoy. Entre los asistentes destaca la elevada participación de magos y aficionados vascos. En la comunidad existen cerca de 600 aficionados y más de 40 profesionales de esta disciplina. El organizador del evento, Manuel Molas, mago y propietario de la única tienda de artículos mágicos del País Vasco, Magic-Arte, puntualizó que "la finalidad última del encuentro no es tanto aprender o comparar resultados entre profesionales, como disfrutar y hacer disfrutar a los aficionados con las habilidades de auténticos maestros de la magia". Los programas de televisión que desvelan trucos dañan más al espectador, a quien roban la ilusión, que a los magos, "cuyas técnicas están en constante evolución y cambio", apuntó Molas. Junto a las actividades sólo para magos profesionales, que incluyen conferencias y debates, las jornadas han incluido dos galas mágicas abiertas al público. En ellas participan ilusionistas como el norteamericano Mark Mitton, "auténtico experto de la magia cómica y los juegos de habilidad con palillos chinos". La presencia internacional se completa con el italiano Aurelio Paviato y el venezolano Rafael Benatar. Ya li pu, ilusionista especializado en magia oriental es, pese a su exótico nombre, de Zamora. Jorge Parra y Gonzalo Granados son otros de los participantes en las galas que ofrecen también espectáculos de micro-magia, magia con cartas y magia de escena. Ayer, un mago de siete años ejecutó sus trucos ante más de cien espectadores. Los curiosos pueden también contemplar los objetos de que se sirven los ilusionistas en sus espectáculos, en la feria que alberga el hotel Gasteiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de enero de 1999