La operadora se ahorra 162.000 millones en Brasil

Telefónica y sus socios Portugal Telecom e Iberdrola decidieron ayer adelantar los pagos pendientes al Gobierno de Brasil tras la adjudicación, en julio pasado, de algunas de las operadoras de telecomunicaciones que componían el monopolio Telebras (Telesp, Telesudeste Celular, TeleLeste celular y Telesp Cellular).La operación, que se realiza aprovechando la fortísima devaluación del real brasileño, permitirá a Telefónica ahorrar 162.000 millones de pesetas, según la nota enviada ayer por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A su vez, Iberdrola ha conseguido un ahorro de unos 19.000 millones de pesetas.

En la nota, Telefónica recuerda que el pasado 1 de octubre suscribió deuda externa emitida por el Gobierno brasileño por importe de 2.347 dólares (más de 335.000 millones de pesetas, 2.013 millones de euros). Esta deuda tenía plazos de vencimiento el 4 de agosto de 1999 y el 4 de agosto de 2000, con el derecho de reembolsar anticipadamente en cualquier momento.

Más información

El importe de la deuda sería utilizado para hacer frente al pago de la parte financiada del precio de compra, denominado en reales brasileños, por la adjudicación a Telefónica de las empresas brasileñas. Telefónica destinará el ahorro conseguido a la amortización acelerada del fondo de comercio (diferencia entre el valor en libros de las operadoras y su valor de mercado) de las inversiones realizadas y, en su caso, a medidas de protección y saneamiento de las inversiones de Telefónica en toda América Latina.

Por otro lado, la operadora tendrá un nuevo competidor en el mercado de telefonía móvil en España a partir del año 2000, según anunció ayer el ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado. El ministro dijo que se adjudicará una nueva licencia para explotar el servicio móvil con la nueva tecnología europea UMTS. Fomento también se propone imponer a Telefónica nuevas obligaciones de servicio universal garantizado a todos los ciudadanos, y entre ellas el acceso a Internet a precios asequibles.

Arias Salgado dijo ayer que presentará a la Comisión Europea una propuesta conjunta con el Gobierno de Francia para que la directiva comunitaria sobre servicio universal fije entre las prestaciones que se deben garantizar a los ciudadanos el acceso a Internet. Añadió que está a punto de cerrar un acuerdo con Telefónica sobre tarifa plana (cuota fija a cambio de un tiempo ilimitado de conexión) en Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50