Agualusa narra en "Nació criolla" el desencuentro de Occidente y África

José Eduardo Agualusa, periodista y escritor nacido en Huambo (Angola) en 1960, ha presentado en Barcelona la primera traducción al catalán de uno de sus libros: Nació criolla (Edicions La Magrana). Se trata de una novela de estructura epistolar que narra la relación secreta entre Carlos Fradique Mendes, un personaje popularizado por la pluma del escritor portugués Eça de Queiroz, y Ana Olimpia, una rica y bella dama negra de Luanda. La innovación del libro reside en haber tomado el viejo personaje de un escritor del siglo pasado y recrear su biografía y aventuras en un punto no explotado por su primer relator. Con toda la intención, Agualusa, que se considera "un autor africano de lengua portuguesa", hace de Fradique un personaje mucho más abierto y crítico con el esclavismo de lo que hubiera sido el Fradique de Queiroz. Narra Agualusa, sin embargo, algo que va más allá de un sencillo "cuento de hadas para adultos", como lo define él mismo en primera instancia. Es una crítica, también, a una sociedad criolla de mediados de siglo XIX que obtiene sus recursos de un esclavismo amenazado ya por las autoridades inglesas y que vive de espaldas a la cultura indígena de Angola. Fradique Mendes, un aventurero rico y europeo, irá conociendo los límites y a los moradores del Portugal de ultramar en un viaje que le llevará hasta Brasil, destino de millares de esclavos africanos. El protagonista, en una conversación con criollos luandeses, afirma: "Lo que los europeos desconocen es porque creen que no puede existir". Identidad africana Se trata, asimismo, de un toque de atención a las antiguas metrópolis: a la sociedad occidental que ha abandonado a sus antiguas colonias después de la independencia. Agualusa, corresponsal en Brasil del periódico portugués Público, subraya este sentido del relato epistolar: "Me gustaría que también se leyese como una novela sobre la búsqueda de la identidad", un rasgo común de la literatura africana. A través de las cartas que Fradique envía a su madrina, a su amante y al mismo Eça de Queiroz, Agualusa recrea en cierto modo una de las polémicas, quizá la más viva, que sacuden el pensamiento y la actividad cultural en Angola, asegura el escritor: la confrontación entre la cultura rural y la cultura urbana. Es una discusión iniciada ya antes de los tiempos en que se desarrolla la novela: la creación de unas sociedades urbanas, europeizadas, voluntariamente ignorantes de la cultura africana. Agualusa se remite a la "loca" situación de guerra en su país para demostrar cómo han perdurado y se han ensanchado estas diferencias. La novela fue publicada en portugués en 1997 y ha ganado el premio de la Radio Televisión Portuguesa, y se traducirá en breve al castellano, alemán, francés e inglés. Una productora ha comprado los derechos para convertirla en una película.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS