Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruces reabrirá esta semana con las "máximas garantías" el quirófano cerrado por el "aspergillus"

El Hospital de Cruces pretende reabrir esta misma semana el quirófano donde una paciente resultó infectada en octubre por el hongo aspergillus. El director gerente del centro, Luis de la Torre, aseguró ayer que la reapertura se hará en condiciones de "máxima garantía". Todos los controles realizados hasta ahora en el sistema de climatización y en el aire acondicionado de la sala de operaciones arrojan resultados "normales". El consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, acudirá al Parlamento a petición propia para explicar el caso, ante la alarma causada tras el brote de 1996.

El comité de infecciones de Cruces, que ha examinado el quirófano de cirugía cardiaca donde se produjo la infección por el aspergillus, también ha revisado la otra sala de operaciones de corazón. En ambos casos, los resultados han sido "sistemáticamente negativos", recalcó De la Torre. J.H.L., de 55 años, la paciente infectada en lo que el Departamento de Sanidad insiste en considerar un "episodio ocasional" continuaba ayer en la UVI de Cruces en estado muy grave. "Está con respiración asistida y sedada", indicó De la Torre. El quirófano clausurado el pasado día 15 ante los primeros indicios de la presencia del hongo será reabierto esta semana, según indicó el gerente y confirmó Sanidad. La consejería señaló en una nota difundida ayer que la reapertura se hará "en condiciones de máxima garantía" para los pacientes porque los controles realizados "han confirmado que no ha existido propagación del germen desde los sistemas de climatización y aire-ambiente del quirófano". Por el momento se desconoce el origen de este caso de aspergillus. "Al ser un caso aislado, probablemente nos vamos a quedar sin saber el origen de la infección", señaló el gerente. Sanidad quiere evitar a toda costa que se repita la alarma social desatada hace tres años ante un importante brote de aspergillus que afectó a 13 pacientes, de los cuales 10 murieron, tras pasar por quirófanos de Cruces. Éste es básicamente el motivo por el que el consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, solicitó el viernes pasado -dos días antes de que el caso se hiciera público- comparecer ante la comisión de Sanidad del Parlamento. Azkuna tendrá que esperar al menos semana y media para dar sus explicaciones sobre el caso porque las comisiones parlamentarias se constituirán a partir del 4 de febrero. Izquierda Unida y el PP también han solicitado que informe en la Cámara sobre la incidencia del hongo en los hospitales vascos. Ajeno al brote de 1996 La línea telefónica abierta por Cruces para informar sobre la infección por aspergillus ha recibido siete consultas hasta la una de la tarde de ayer. Sanidad insistió en que este caso "nada tiene que ver con el brote ocurrido en 1996". Los responsables de Cruces consideran que este caso entra dentro de los índices normales en cualquier centro sanitario. La nota de Osakidetza recuerda que éste ha sido el primer caso detectado desde la remodelación de todo el sistema de ventilación de los quirófanos del hospital ubicado en Barakaldo. Desde que concluyó aquella reforma, en enero de 1997, casi 800 personas se han sometido a intervenciones de "cirugía cardiaca extracorpórea" en Cruces y "sólo se ha registrado un caso de aspergilosis". Con estos datos, Sanidad concluye que las medidas de prevención han funcionado correctamente. De todos modos el gerente afirmó que, como la protección absoluta es imposible "algún caso [de aspergillus] va a haber. Eso es seguro". El responsable de la Asociación de Afectados de Errores Médicos, Carlos Gómez, indicó que "habrá que estar a la expectativa" porque, recordó, el brote de 1996 empezó de igual manera. Sanidad aprovechó para negar que el origen de la infección pueda estar en las obras recientemente realizadas en el pabellón de quemados del hospital vizcaíno. Recalcó que esta zona carece de conexión directa con las salas de cirugía cardiaca e insistió en que además se hicieron con el pertinente sellado y aislamiento de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 1999

Más información

  • El consejero de Sanidad solicita comparecer en el Parlamento para explicar el caso