Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egibar afirma que Guigou y Mayor forman el "tándem de la cerrazón"

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, criticó ayer la postura de firme oposición al acercamiento de los presos de ETA e Iparretarrak a cárceles próximas al País Vasco francés expresada a este periódico por la ministra francesa de Justicia, Elisabeth Guigou, y aseguró que ésta forma con el ministro español del Interior, Jaime Mayor Oreja, "el tándem de la cerrazón". Para el vicesecretario general de Eusko Alkartasuna (EA), Rafael Larreina, la actitud de Guigou es "muy coherente con el jacobinismo galo".Según el dirigente peneuvista, Guigou tiene ante sí una demanda social y política -apoyada por el partido ecologista integrado en la coalición de Gobierno y varios electos vascofranceses- que mantiene que los 74 reclusos etarras en prisiones francesas tienen, al igual que los que se encuentran en las cárceles españolas, unos derechos. Esta posición se ampara, a juicio de Egibar, en un precedente legal, el informe que emitió hace más de dos años la Comisión de Prevención contra la Tortura del Consejo de Europa después de haber visitado las cárceles españolas.

Dicho informe establecía que la fórmula más conveniente para potenciar y estimular la reinserción, readaptación y resocialización de los presos es el cumplimiento de sus condenas en penales próximos a sus lugares de origen.

La Comisión para la Prevención de la Tortura va a visitar de nuevo las cárceles españolas este año y elevará sus recomendaciones al Parlamento Europeo.

"En definitiva, si Guigou y Mayor Oreja quieren estar a la altura de las circunstancias en un tema que pretendemos resolver todos, deberían tener como referente de ministro resolutivo a los británicos e irlandeses", dijo Egibar.

"Desprecio"

Por su parte, Larreina expresó su preocupación por el "desprecio a las instituciones democráticas y a los representantes elegidos por los ciudadanos" franceses que encierran las afirmaciones realizadas por su ministra de Justicia, que, en su opinión, "son muy propias de posturas jacobinas, pero poco democráticas". "Para solucionar los problemas hay que tener en cuenta de forma muy directa el sentir de las comunidades naturales", añadió Larreina.También se refirió el coordinador de IU-EB, Javier Madrazo, a las declaraciones de Guigou. Así, dijo que, "si de verdad se quiere impulsar un proceso de paz, hace falta que cada institución y agente político asuma su responsabilidad y mueva los obstáculos para avanzar". En este sentido, Madrazo insistió nuevamente en que el Gobierno español y el francés deben acercar a los reclusos de la organización terrorista al País Vasco y Navarra.

Mientras tanto, dirigentes del PSE y de los populares vascos declinaron hacer manifestaciones sobre lo declarado por la ministra francesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de enero de 1999